jueves, abril 19, 2007

Manicure en Nueva York



Eugen, Yu-Yin o Eugenio es mi manicurista en Nueva York. Perdón, sé que suena raro, pituco, snob, pero es la pura y santa verdad.



Eugen es coreano y trabaja en Polish, que en este caso no quiere decir Polaco, sino pulir o limar. Polish está a la vuelta de la esquina y cada vez que paso saludo a Yu-Yin a través de la ventana.

Él vino desde Corea, como yo vine desde Chile y como tantos otros vinieron de mil lugares distintos a esta ciudad.

Y aquí estoy casi volviendo a mi pais, cuando ya me acostumbro a hacer vida de barrio, a saludar a Eugen, a comprar un bagel en la Av. 2, tomar el metro en la calle Lexington, a hablarle a la gente en todas, todas partes. En las librerías, en el taxi, en el museo, en la pizzería de la esquina…

En el tren volviendo de Hastings, al ver su guitarra le pregunto a un joven si es músico y de qué tipo, me explica que es profesor, que tiene una banda de rock y que su guitarra es hecha en Chile. En la micro le ayudo a una viejita a pagar y me habla y noto su acento raro y me cuenta que es de Hungría, yo le muestro el libro que estoy leyendo, Budapest, de Chico Buarque.

Más experiencias… ufff. Miles. Almuerzo en un restaurant indio de Brooklyn. Siento el aire de inseguridad que se respira en el metro. Caminata por Central Park. Una exposición sobre los desaparecidos de Chile, Argentina y Uruguay en el Museo del Barrio. Fotos preturbadoras en el Guggenheim y después pretzel de manzana y canela. Primavera con frío, lluvia y algo de nieve.

Bajo una carretera en pleno Barrio Chino espero un bus, fumo un cigarro y me siento como en Blade Runner, por fin abordo y logro ubicarme, escucho cómo en el asiento de atrás “Papá Jean Pierre” habla en inglés, francés y un dialecto africano todo el camino NYC-WDC.

El metro de la capital es bello y limpio, los bagones alfombrados y la gente se ve amable. Luego de cuatro años sin vernos abrazo a la Trini y a Félix, regaloneo a la pequeña Amelia y disfruto de su hospitalidad.

Mientras buscamos un restaurant, nos perdemos en las calles y entre tanto monumento por casualidad la Casa Blanca aparece a mano derecha. Respondiendo a mi petición James me toma todas las fotos turisticas de rigor.

El acuario de Baltimore resulta agotador pero interesante, pero lejos lo mejor es recorrer el casco antiguo de la ciudad y encontrar el “Red Emma’s”, un café-librería administrado por un colectivo anarquista, venden libros, tienen Internet y las chicas que atienden se ven como grunges de los 90.

Fabuloso conocer a Bitacoreta y a su bella y encantadora genetista colombiana (perdón pero mantendremos la confidencialidad de estas personas).

De vuelta en NY, el entretenido show de Blue Men Group, caminatas y compras en el distrito financiero, voy donde solían estar las Torres Gemelas. Luego, horas maravillosas con los "Pilos", cena en Harlem con Daniel y Lisa, cerrando la noche con unos mojitos de vainilla en Lenox Lounge, el bar de jazz más antiguo de este legendario barrio, el barrio de la jazz y del soul, escuchando a maestros de maestros. Después, el museo de fotografía, Festival de Cine Latino, mucha lluvia, harta siesta, un poco de China Town y otro poco de Little Italy, pido unos Fettuccini Alfredo y siento que Al Pacino va a entrar en cualquier momento al restaurante y se sentará en mi mesa. Me acostumbro a andar en metro, aprendo, me gusta. Voy al Moma un día entero y me encuentro con Pollock y Warhol. También está Picasso y tantos otros. Veo la cara de Cho Seung-Hui por todos lados, los canales transmiten en directo cada vez que enciendo la tele y ahí están los testimonios que acá se sienten más cerca.

Camino, camino, camino y tomo otra micro y otro metro, y pregunto y hablo con la gente y sonrío y estoy feliz. Feliz y confundida por esto de sentirme de todas y de ninguna parte. Al fin y al cabo, sea donde sea y aunque no suene nada de pituco o snob, soy de la calle, con manicure y todo, mi ojos están ahí.


Foto de James Oligney en Flickr
downtown reflection
Originally uploaded by jto_.

16 comentarios:

PILI dijo...

Una envidia sana corre x mis venas al leerte, te siento feliz y contenta, te siento muy tu, estas hecha para relatar y contar historias, uno las vive.
Besos y abrazos,siga disfrutando salu2 a James, muy linda la foto q te tomo.

in.tuyo dijo...

Bienvenida a sentirte así

La_Keka dijo...

dejandote un saludo y disfrutando tus letras y tus paseos. Imaginando a toda esa gente que recorre tus trayectos.
Obvio también envidiandote!!!!!
Jajajajajajajajajajajaja.

Saludos cordiales
éxito y prosperidad!!!!

Karim dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karim dijo...

Todos los días esperaba que la contadora de historias por excelencia se mandara un relato como este sobre su viaje a USA.
Valió la pena la espera.

¿Viste a tu amigo fotógrafo James?

Felicitaciones

Karimchi

Loredana dijo...

te acordai que estamos al lado, no?
pirinola de miercale.

Anónimo dijo...

Amiga....nyc wa mGICO...ME ENCANTA, ES LA UNICA CIUDAD DEL MUNDO KE ME ENCANTA .....ES LEJOS LA CAPITAL DEL MUNDO....APROVECHA DE COMPRAR EN EL CENTURY 21 ...COMPRA POLERAS....."I LOVE NY"....CAMINA POR EL PUENTE.....CAMINA POR SOHO, ETC ETC.....COMPRATE UN CALZON GAP, COMPRATE UN PERFUME FALSO EN EL BARRIO CHINO.....CAMINA CAMINA CAMINA......ADORO NY.......TOCA LA NIEVE DEL CENTRAL PARK....ENTRA AL METROPOLITAN........JEJEJEJEJEJ ADORO NYC.....Y FINALMENTE TIRATE UN PEDO EN PLENO EMPIRE STATE.....AHHHHHH LO OLVIDABA....ANDA A VER UN ESPECTACULO AL MADISON!!!!!....Y CON TOO ESO PODRAS DECOR KE "VIVISTE" EN NYC.

LA ENVIDIOSA!

kurotashio dijo...

Con eso me haces pensar si invertir en un auto o mandarme un viaje loco al extranjero O_o jajaja

Al menos mal no lo has pasado, lo cual no deja de ser espectacular, y más aún cuando simplemente parecieras sentirte como si fuera lo más normal de mundo caminar por las callecitas gringas...

A todo esto, por si acaso, compra un chaleco antibalas ¬¬

Saludos!

kurotashiO!

gonzalo dijo...

las princesas, las brujas y las pecosas del mnundo aman NYC.

se te extraña amiga.

GATO ROMANO dijo...

Fuiste al Museo del Barrio!!! Me tienes que dar tus impresiones.

Besos

Gracia Ossa dijo...

Paloma,
da gusto leerte!
eres generosa con tu energía!
saludos!

sue dijo...

Hola Paloma!

Uf hace tiempo que no te visitaba. Pero ahora lo haré más seguido :). Me encantó tu post!

Saludos

J.A. Vega dijo...

mish!

Pía Bórquez dijo...

mientras leia me parecia estar caminanado con tigo...

nada de pituco claro mi manucurista es mi marido porque en italia es demaciado caro!

saludos

Esteban Salinero dijo...

Welcome to the Jaguar House!

bitacoreta.org dijo...

Paloma, gracias por la mención (y el anonimato). Fue un gusto conocerte acá. Creo que te tendremos más seguido, así lo esperamos con mi geneticista. No escribiste del experto del smithsonian, la cueita.
Besos a ambos.

yo.