sábado, octubre 20, 2007

Dos tontas y una loca


Estoy sentada en el comedor y ella, en el living, continúa hablando sola. Ya lo estaba haciendo cuando abrí la puerta y, cuandro entré, siguió como si yo no estuviera aquí.


Y se enoja y sufre y repite una y otra vez, “esto es una mugre, es una mugre y la mugre debe ir a la basura”. Está metida en el personaje. Es Rita.

Dos horas antes estaba en el Liguria compartiendo un plato de gnoquis con Ignacio. Tenía muchas cosas que contarle, mucho que preguntar, pero no lograba concentrarme en nuestras historias, por culpa de las historias de la mesa del lado.

Dos mujeres conversaban. Deben haber tenido más o menos mi edad, habían sido compañeras de colegio y eran, con todas sus letras, tontas. Tenían una conversación que me pareció vacía, pero que al mismo tiempo estaba llena de frases hechas y de recuerdos intrascendentes que a ellas les resultaban muy chistosos. Discutieron por más de media hora sobre cómo habían cambiado sus formas corporales desde que estaban en la secundaria hasta ahora.
“¿Te acuerdas? Yo tenía las piernas tan flacas, sin ninguna gracia, pero eso sí, siempre tuve buen poto. Y ¿te acuerdas? Tú, cuando te crecieron las pechugas… no, pero si de verdad te crecieron, y decías que era porque habías estado haciendo pesas. Pero claro, si aumentaste al menos una talla… no, si de verdad yo estaba más flaca, por eso tenía las piernas así…”.
Continuaron debatiendo acerca de si en un matrimonio era bueno o malo que el novio usara un traje de lino blanco y así siguieron con otros tópicos de absoluta irrelevancia, que me tenían en un estado nervioso que oscilaba entre las risas y las nauseas.

Nunca me he sentido particularmente inteligente y no lo siento hasta que me encuentro con personajes así, que en lugar de cerebro parecieran tener una “cajita feliz” sobre los hombros.
“Para calmarme entré a la biblioteca tratando de parecer intelectual y en eso apareció un profesor… y al ver el libro que yo tenía en las manos me dijo: veo que a usted le gusta Feringhetti. Estuve tentada de contestarle, sí pero sólo cuando lo sirven con queso parmesano”, dice Shlomit ahora.
Está junto a mí y sigue hablando sola, ensayando su rol en “Educando a Rita”. La obra cuenta la historia de una peluquera muy inculta que comienza a tomar clases de literatura con un profesor y paulatinamente va mejorando su nivel cultural, cambiando de esta forma su mundo y el de quienes la rodean.

Una mujer que parece loca hablando sola, hablando como otra mujer que deja de ser tonta. Dos tontas que se acompañan, que discuten como ellas mismas, que debaten sobre nada y que tal vez nunca dejaran de ser lo que son.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

hola paloma,
no me gustó mucho tu comment de hoy...que tienen de malos las conversaciones banales y tontas? creo que nuestra estructura de comunicación está compuesto por un porcentaje alto de este tipo e conversaciones, desde las cuales podemos llegar a un analisis mas profundo de como somos, realmente, las personas.

ademas, si las personas son felices hablando estupideces, que tiene de malo?

mas feo es estar escuhando conversaciones ajenas....jajaja

saluds

pablo.-

Encarna dijo...

Yo creo que lo que más envidia produce es la felicidad y en segundo lugar tener menos tetas y culete.
Vosotros estáis añorando demasiado tener lo que no habéis poseído.

Paloma dijo...

Aclaro que me gusta tener conversaciones banales, pero estas no eran sólo banales... eran mucho menos que eso.

Manakel dijo...

me gustan tus reflexiones cotidianas,,es el dia a dia..cariños
Clau

sole dijo...

es extraño leer tanto la palabra loca y tonta.... sólo quiero decirte esto, amiga, cuidado con los prejuicios, producen ceguera en el alma.

besos

Ignace dijo...

Jaja, es que es difícil reflejar en letras -incluso con el talento de Paloma- lo patético de la conversación que teníamos al lado. Puedo dar fe de que era de verdad impresionantemente vacía, porque los detalles que menciona Paloma son solamente un par de muestras. El tono de sus voces, lo banal de sus juicios, la poca amplitud de temas y vocabulario, de verdad parecía chiste. Asimismo, puedo testimoniar que en el departamente de "tetas y culete" y otras características secundarias, Paloma no tiene nada que envidiarle a las señoritas en cuestión.

Paloma dijo...

Gracias Manakel por tus palabras. Sole, creo también que los prejuicios no son buenos, pero aclaro que escribí esto porque me chocó que alguien pudiera hablar tanta tontera junta durante dos horas sin parar y sin introducir nada valioso. Ignace, gracias por el apoyo y los piropos y, a todos, GRACIAS POR EL DEBATE.
P.

Marcylor dijo...

Me imagino la conversa. Todos y todas hemos tenido conversas inanes, pero imagino la descerebrada conversa de este par, ya que yo también la he sufrido. Lo extraño es que la peor que recuerdo (las peores) fueron en la cola de la biblioteca de Campus San Joaquín, de Ing. Comercial, oyendo sobre los preparativos de boda de un par (la conveniencia de llegar tostada en una carroza tirada por caballos blancos, etc) y el paseo al mundo en un velero del otro. Fue de-ma-sia-do. Mucha vacuidad alzada como tema de Maestría, y de alumnos estudiantes...uuuuuh.

GATO ROMANO dijo...

A mi me parece sintomático lo que señalas Paloma.

Una conversación de ese tenor en el Liguria, epicentro de la dizque intelectualidad alternativa "made in" Alvaro Henriquez, no es casual. Seguro que no.

Oye, claro que tengo ganas que nos veamos la próxima semana, cómo no las iba a tener. Durante esta semana arreglamos el asunto, ya?

Ojalá nadie se siente cerca nuestro para escuchar nuestras leseras... jajajaja.

Besos

Jennifer dijo...

Yo estoy plenamente de acuerdo con hacer valer el derecho que una es más inteligente que las que hablan tonteras.
Yo también siento que poseo un nivel intelectual mayor que el promedio y no tengo tapujos en querer dejarlo de manifiesto, como aquí se ha hecho.
En cuanto a "tetas y culetes" creo que es el típico comentario machista que sale siempre a denostar a la mujer inteligente, que aunque no sea la minaza de 1,80 con medidas despampanantes tiene un cerebro para utilizar.
Me gusta tu blog y la honestidad de mostrar que eres mejor que otras con mejor cuerpo que una.

Anónimo dijo...

¿más cuerda o tonta con cuerda? jajajaja
linda, becho
sopo

Moisés Gomberoff dijo...

Después de leer el último párrafo de Ignace uno se podría preguntar ¿Y las señoritas en cuestión tenían algo para envidiarles o es una comparación donde cualquiera sale beneficiado?

gonzalo dijo...

cómo sería el corazón de estas muchachas?

indianguman dijo...

mejor ser loca que tonta y mejor todavìa, sòlo parecerlo :)


besito

Ignace dijo...

No se. Pero las señoritas en cuestión destacaban tanto por el sorpresivo desagrado que nos producían, que no quedaba espacio estético para percibir sus posibles características agradables. Seguro las deben haber tenido, pero pasaron a segundo plano.

Sativa dijo...

Yo también estoy contra los prejuicios y la intolerancia, pero debo dar la lucha día a día porque ¡pucha que es difícil no ser prejuiciosa cuando uno escucha este tipo de conversaciones! O cuando lee comentarios como el de las tetas y culetes. Y pucha que es difícil ser tolerante con la tontera... Me llama harto la atención que se relacionen de manera tan natural los comentarios acerca de la tontera y de la belleza. Eso me parece mucho más prejuicioso.

Lautaro Ferrada Q. dijo...

Fe de erratas:

Me parece más probable que la referencia sea a Ferlinghetti que a Feringhetti... espero no equivocarme, porque quedar de tonto en este post es más grave que en otro lado ja ja ja.

Y sí, estoy de acuerdo, el tipo de tontera que describes está muy junto a la alienación extrema, yo creo que por eso es que produce rechazo, ya que el punto no consiste en que "si las personas son felices hablando estupideces, que tiene de malo?" como dice Pablo, sino el hecho de que mucha estupidez y tontera te lleva a gran velocidad al abismo que León Giecco teme: "...que la guerra no me sea indiferente" y sin duda eso sí que tiene mucho de malo. Aquí va la referancia al gran:

http://en.wikipedia.org/wiki/Lawrence_Ferlinghetti

Saludos