miércoles, mayo 30, 2007

Notas del día

La mayoría de mis calcetines están huachos. Estoy convencida de que mi lavadora come calcetines. Creo que voy a hacer títeres y una pelota para jugar al tombo.

En la calle una pareja iba caminando detrás de mí y escucho que él dice “… odio la tecnología”. No sé cómo ni por qué, pero me perturbó.

El Mapocho está seco y no tengo paragua ni lo necesito.

Ayer me comí un Italiano en el Dominó y no estaba muy rico, no sé si por el pan frío o por la culpa que me dio el hecho de estar rompiendo mi dieta, dieta que se basa en cereales, pan con queso derretido, café y manzanas verdes, pero no en Italianos.

Viendo las fotos de Gillian y Wim, hoy me pregunté por qué los hangares de Floyd Bennett Field están abandonados, por qué no los han convertido en lujosos lofts. Y googlié y me respondí sola: ubicado en Brooklyn, se trata del primer aeropuerto municipal de la ciudad de Nueva York. El sitio fue donado como lugar histórico al Servicio Nacional de Parques de EE.UU., así que esta enorme área, tan cerca de Manhattan, no puede ser intervenida. Al igual que las salitreras del norte, se trata de un lugar encantado, mágico, donde el tiempo se detuvo.Las fotos de Wim son un lujo (pincha aqií). Más fotos acá.

“Las señoritas de Aviñón” cumplen 100 años. Este cuadro que Picasso pintó varias veces sobre el mismo lienzo cambiando los elementos y las formas, este cuadro que marcó un hito en la historia del arte contemporáneo, este cuadro que está en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (Moma) y que, hace justo seis semanas, estuve mirando por más de media hora, mirando a las señoritas y mirando cómo la gente las miraba (así).

Otro aniversario: “Annie Hall” de Woody Allen cumple 30 años. Hace algunos días la vi entera en inglés, sin subtítulos, y me puse tan contenta porque entendí casi todo, porque me reí tanto, porque me creí Annie Hall, porque me creí Woody Allen y porque, sin leer las letritas, pude mirar cada uno de los detalles que la película muestra de Manhattan.

Alvy Singer (voz en off): “… Fue maravilloso ver a Annie nuevamente y me di cuenta de la estupenda persona que ella era y qué entretenido fue el solo hecho de haberla conocido y pensé en ese viejo chiste, ustedes saben, ese en que un tipo va al psiquiatra y le que dice: Doctor, mi hermano está loco, piensa que es una gallina. Y el doctor le responde: ¿Por qué no lo interna en un manicomio? Y el tipo le dice: “Lo haría, pero necesito los huevos”. Bueno, yo creo que eso es, más o menos, lo que pienso sobre las relaciones de pareja. Ustedes saben que son totalmente irracionales y locas y absurdas, pero... supongo que continuamos manteniéndolas porque, la mayoría de nosotros necesita los huevos”.

7 comentarios:

in.tuyo dijo...

Ja. Yo me creía Zelig. Mi psicoanalista tendría una apoplegia de saber eso. Por suerte, no tengo psicoanalista.

Marcylor dijo...

Srita, le dejé un juego para Uste en mi blos.
Saludos y von boyage,

Gil Mtz dijo...

Cuando hagas los titeres tomales una foto y muestralos en este blog... quiero tu creatividad...


SONRIE!!!

gonzalo dijo...

mucho escribir amiga. algo hay en tu alma.

Marcel Pommiez Aqueveque dijo...

hola: paasaba a saludar, volveremos de a poco a leer y escribir...

Un abrazo

Bárbara dijo...

Uf, ese es todo un tema: lo que creemos que somos y lo que los demás creen que somos.
A mí me pasa con mi voz. Trabajé un rato en radio, y ahí derrumbé la imagen sosnora que tenía de mí misma, porque en la realidad mi voz es más aguda que la imagen auditiva algo grave y media carraspeada que tenía dentro de mi cabeza.

Anónimo dijo...

...La mayoría de mis calcetines están huachos. Estoy convencida de que mi lavadora come calcetines. Creo que voy a hacer títeres y una pelota para jugar al tombo...

"me pasa lo mismo"
la causalidad puede ser la solución, he visto lo que pusiste sobre Ingrid y su liberación, en ambas partes (calcetines e Ingrid)se encuentra la búsqueda y no sería raro ver que repites el tópico, lo bueno es que en tí no son objetos perdidos e incluso le inventas una realidad paralela que suele ser optimista...
¿que causa esa invención?, pues no lo sé, pero te puedo asegurar que casi todos estamos en la misma situación...
he llegado por casualidad a tu blog, jajaja puede ser causalidad y por lo mismo te escribo...

Hugo Carvajal Malebrán