martes, mayo 22, 2007

Conjugar en chino

Mónica está en China. Mónica es mi amiga, viajó a China y está allá enseñando español a un grupo de chinos en un pequeño pueblo que se llama Tongling. A este grupo de chinos les gustaría aprender español y por eso lo están estudiando en una universidad de Tongling. Mónica ha vivido en Tongling durante un año. Ella seguirá enseñando en la universidad por algún tiempo más.

Conjugo los verbos, los tiempos y conjugo a Mónica como a un misterio en esa tierra lejana, donde la vida se conjuga en formas distintas a la nuestra (tal vez no tan distintas):

“Hace dos días invité a comer a un laoshi (maestro) de la universidad, el único que me habla en inglés”, me cuenta Mónica. Y sigue... “Llegó a casa y mientras degustaba mis tallarines con carnecita y un tuquito espectacular que inventé en China con ingredientes también chinitos (para chuparse los dedos) me dijo en perfecto ingles:

L: Así que usted pintó la escalera del edificio. Me enteré por sus alumnos.
M: Sí, sí, es que el edificio estaba hecho un desastre, y bueno, se me ocurrió un gesto, pintar la escalera, hacer algo bueno por los vecinos.
L: ¡Ah! ¿Usted no piensa quedarse a vivir acá?
M: ¡No, claro que no!
L: Ah (piensa un rato) o sea que usted se va y deja la escalera pintada…
M: (Risas mías, obvio) claro ¡sure, sure!
L: Ahhhhhh (el profesor, siempre dice ahhhhhh, porque imita mis onomatopeyas, le gustan, me dijo). Pero sabe, eso no es muy chino que digamos.
M: ¿¿¿??? (Cara de pregunta)
L: No. No se puede hacer cosas así, sin interés, usted tiene que hacer las cosas con un motivo.
M: Pero el motivo es que la gente precisa vivir bien, entre cosas bonitas.
L: No, no, no. Hablo de un motivo serio, de un motivo contundente
M: ¡La belleza!
L: ¡Pero ese no es un motivo!
M: ¿¿¿??? (Cara de pregunta)
L: Digamos que los chinos queremos ser felices y lo somos de las puertas para adentro. ¿Para qué pintar algo que es común a todos? Para eso está el Partido.
M: ¿El Partido?
L: Claro, lo común es de todos. O sea de otros. Seguramente hay alguien que debe pintar la escalera.
M: ¡Pero es que todo está hecho un desastre! (Puse cara de desastre y dije puaj).
L: Bueno, pero hay que poner el dinero en la casa propia. Nadie en China haría una cosa como la usted hizo acá. Mire, yo le voy a decir lo que es importante para un chino y recuérdelo ¿si? Tener un hijo, tener una casa, tener un auto y tener dinero. Si el hijo es varón, si el auto es grande, si la casa es propia y si el dinero es mucho, es fabuloso. Porque, dígame laoshi Mónica, ¿acaso existe otra felicidad?”.

15 comentarios:

Eve dijo...

Me podrías ayudar a subir un podcast en mi blog..No entiendo :s
Please

Anónimo dijo...

bonita reflexión.....no se porque motivo, pero me acordé de los cuentos que las abuelas cuentan a los niños antes de dormir
saludos paloma.-

el enonimo

Loredana dijo...

es china.
qué más te puedo decir.

WWW.JUANCARLOS.CL dijo...

Si el bien común es tarea del partido, supongo que el sentido común también lo dicta el partido(¿?). La dogmática reflexión del laochi me recordó una película de Christian Bale: Equilibrium.

Saludos.

Joe Bartlett dijo...

Cuentos chinos, chinìsimos!!!, no habràn cuentos cartogràficamente màs proximales???, y aùn màs proximos que los cuentos fìlmicos???, ahhh!!!, adustas previsiones!!!, ohhh perversiòn!!!, ohhh irreverencia!!!, insensatez y delirio!!!!, no hay gurù!!!, sì acaso mìnimos, infinitesimales satoris!!!!

Tanino dijo...

Obviamente lo que hizo Mónica no es muy chino que digamos (ella es argentina) el maestro podrá comprender eso?
la pobre tampoco ha podido tener continuidad en el blog por ese control que ejerce el partido sobre la web, lo que llamamos censura.
bueno, si sabes de ella, dile que la quiero mucho.
y a ti también
beso
Giuseppe

Any´s dijo...

cri cri cri ufff
frente ha eso na ke decir ke hevy!!!

kurotashio dijo...

Chuuu...

Ahora intento entender a mis compañeros que me webeaban por estar ayudando a la gente con el Transantiago sin que me pagasen ni mucho menos, si bien con mis amigos con los cuales hicimos el gesto salimos en televisión y diarios, no ganamos nada, pero sentimos que a pesar de todos intentamos hacer lo posible para que las personas se informaran, buscaran su mejor opción de viaje, etc... más allá si el sistema era bueno o no.

Aquí el objetivo sería:

"Lo que es importante para un chileno es: No tener hijos, tener un departamento grande, harto copete, un auto pequeño, tener pitutos y harta plata. Si es varón, una van gigante 4x4 (aunque el personaje sea una petaca), un dpto en Bellavista y una millonada con sobresueldos sería fantástico."

:(

kurotashiO!

Pamela dijo...

No era necesario ir hasta China para descubrir el hilo negro! bien por KurotashiO!! besos

gonzalo dijo...

chinito machista.

lala dijo...

ufa con esas charlas que te dejan con las respuestas impotentes

Marcylor dijo...

Ja! Ahora entendí cómo puede convivir el capitalismo y las estructuras planificadas del Partido en China. Jajajajajaja.
Y tambien por qué están creciendo tanto...uf.

Pancho dijo...

Chino machista y materialista. Existe otra felicidad?

La_Keka dijo...

Ja!

Que rara visión de este maestro.
Jajajajajajajajajajaja.

Un abrazozote
éxito y prosperidad!!!!!!

Anónimo dijo...

Pasaba por aqui y este articulo me intereso mucho..
los asiaticos tienen una mentalidad muy distinta a la nuestra, los latinos por eso cuando nosotros hacemos algo que es muy normal, para ello en ciertas cosas no lo son, en China mas que todo es un país sumamente materialista donde nuestra idiologia de la felicidad espiritual se perderia en el aire.

Att:
Ecuatoriana Mel