miércoles, agosto 25, 2004

Divina paciencia

He comprobado con gran emoción que hay un puñado de lectores que sigue las aventuras de esta humilde reportera, como diría mi amigo Roka Valbuena.

Sin embargo, esta semana deberán comprender y tener un poco de paciencia, pues el tiempo escasea y no podré contarles con los detalles de costumbre mis andanzas… pues han sido muchas. Sólo una pincelada de cada una…



1.- Mi encuentro con el hombre-almacen en la apertura de la exposición “Correspondencias: Berlín entre dos aguas” (en la Estación del Metro Baquedano hasta el 9 de septiembre). En esa oportunidad estuve con mi colega Rodrigo Castillo, gran periodista cultural. También conocí a Verónica Germain, una mujer muy simpática que vivió en Italia por 25 años. Actualmente, además de ser gestora cultural, dicta clases particulares de italiano. Al conocerla me acordé de la película de Dogma, “Italiano para principiantes”.

2.- El sábado por la noche fuimos a ver la obra de Héctor Noguera, “Novecento: el pianista”, una verdadera joya. Actorazo. Se paseó por todos los sentimientos, por todas las historias…. Ufff. Para los que no sepan de qué hablo, esta es una pieza del italiano Alessandro Baricco que narra la historia de un hombre que ha vivido siempre en un barco y que, tras convertirse en el mejor pianista del mundo, tiene la posibilidad de pisar tierra por primera vez. En 1998 el texto inspiró una película interpretada por Tim Roth. Además, Noguera fue dirigido por Michael Radford, quien también fue responsable de la película Il Postino. Recomendado 100%. Hay que verla.

3.- Como si eso fuera poco, con la emoción de la obra en el cuerpo, seguimos rumbo al cine Hoyts de La Reina y al ver la gigantesca cola que había para ver Machuca, entramos a “Las Trillizas de Belleville”… bella. Es una película de monitos a la antigua. La historia narra las aventuras de una abuela que busca a su nieto, un ciclista que fue raptado por la mafia del vino cuando corría el Tour de Francia. Me enamoré del perro y los masajes que la viejita le daba a su nieto con la aspiradora, la batidora y la cortadora de pasto. La música es buenísima y está a cargo de un trío de coristas en decadencia, cuyos instrumentos son muy especiales. Esta cinta francesa estuvo nominada al Óscar, pero perdió frente a Nemo.

4.- El lloriqueo imparable que me provocó el triunfo de Chile en el tenis: Massú destrozado se golpea el pecho el 4° set y Paloma llora; Massú gana, se tira al suelo y Paloma llora; la gente celebra en la calle y Paloma llora. Habla la señora Sonia y Paloma llora…

5.- El martes en la tarde fui a la inauguración de dos muestras:

5.1.- La primera de ellas, la exposición multimedial “Trazas desde el 42° sur hasta...” en el Museo de Bellas Artes, con presentación de Milan Ivelic (abierta hasta el 26 de septiembre). Este trabajo de los artistas chilenos Paulina Humeres y Mauricio Peralta, establece una relación entre el secuestro de un grupo de onas a fines del siglo XIX (que fueron llevados como animales a una muestra en París) y diversas formas en que el cuerpo humano se vuelve mercancía en el mundo actual. La muestra está muy bien lograda y da cuenta de una profunda investigación documental, desarrollada principalmente en Tierra del Fuego. Este trabajo saldrá de gira a varias ciudades de Chile y, también, a otros países. Como ya agotaron las platas del Fondart que ganaron para el proyecto, los artistas están buscando auspiciadores. Paso el aviso por si entre mis lectores hay empresarios con visión y amor por el arte.

5.2.- Corriendo llegué al Instituto Cultural de Providencia, para saludar a Josefina de la Maza, quien tan amablemente me invitó a ver la muestra fruto de su investigación en Holanda. “Dominio y Catástrofe. El Agua y la Ciudad de Dordrecht” (abierta hasta el 17 de septiembre), consiste en 28 imágenes desde el siglo XVI al XX, entre grabados, dibujos y fotografías, que muestran las inundaciones en esa ciudad ubicada en la parte más baja de Holanda. Lo que más me gustó fue las fotografías con relieve y el niño del “canastico”. El catálogo es precioso, aunque aún no termino de digerir el “ensayo” de Nona Fernández.

Ven… las historias son muchas y el tiempo poco… si alguien quiere más detalles de alguno de estos panoramas, su solicitud será bienvenida.

4 comentarios:

Jerry dijo...

uff!!!!.... tienes un poder de sintesis que ni se nota. Quede al tanto de todo, pero lo suficiente como para completar por mi mismo tus vivencias.

sue dijo...

Me gustó tu post cultural, concuerdo con lo que puso Kemiko

Saludos,

Susana

Roberto dijo...

Cuando gane alguna demanda y sea asquerosamente rico y me dedique a mecenas, definitivamente serás mi gestora cultural y vas a estar todo el día inaugurando cosas.
Te mandaré una invitación para el miércoles 1, a las 19, en la Galería Animal: Sala 1 -Magdalena Atria y Sala 2 -Paulo Aillapán. Siempre hay Absolut Mandarine y buen vino. Así que convences al Esteban y allá te veo.
Te garantizo que nada te va a hacer llorar.

gerardo dijo...

...que falta de viento, de nubecitas enfermas de lluvia, que falta de olor a bosta en los prados. Sobra margarina y cachantún light. Sobra Fashion Blur de los abuelitos del futuro