miércoles, agosto 18, 2004

Cuando se canta con el cuerpo

El lunes por la tarde entré a la mítica Confitería Torres, en la Alameda Libertador Bernardo O’Higgins. Creo que fui una de las primeras personas en llegar a la cita, aunque no había sido formalmente invitada. Para decirlo en buen chileno, me colé.


Era la presentación para la prensa de “Mañana será otro día”, el nuevo trabajo de Magdalena Matthey y su tercera placa discográfica.



Aunque los organizadores del evento, gente que conozco y quiero mucho, no habían dicho a los periodistas sobre brebajes, comida, ni regalitos, mi olfato y mi interés me convirtieron en clarividente.

Me senté en la barra y traté de evitar la cara de “no soy periodista de espectáculos, pero vine igual”. Colgué mi abrigo en el banco y comencé a hacer señas a los mozos durante largos minutos hasta que me trajeron la carta. Lo de siempre: un capuchino, galletitas y aires de dignidad.

Cuando llegaron mis amigos que tenían que ver con la producción y presentación del disco, no sólo me sentí bienvenida, sino uno de los invitados de honor. Tomé abrigo, cartera, pagué la cuenta y me fui a sentar con ellos en la primera mesa, en la primera silla, junto al escenario. Vino, empanadas, sopaipillas y pebre.

Las luces bajaron y la imagen del video de “Volantines de Fuego” comenzó a proyectarse en un muro. Una estación de trenes, viejos vagones, tristeza. Letra de Mariela González… Ay Mariela, como me gusta tu pluma… “Un volantín de fuego se está cayendo al mar, creyendo que era el cielo se sumergió en la sal”… ufff.

Por fin Magdalena y sus músicos, y vaya qué músicos: Tilo y Simón González, Marcelo Aedo, Jano Rivera, Eli Morris (del Latino), Carlos Bacilio y el gran Micky Mardones en el clarinete.

La única vez que la había visto en vivo fue el 2003, cuando Pedro Aznar la invitó al escenario, en un recital de culto.

Cuando empezó a cantar, supe que era cierto. Al escucharla así, tan cerca, se erizan los pelos. Por que ella canta con el cuerpo, no sólo con el alma y la voz. Todo en ella se vuelve canción.

¿Qué cómo es su voz? Es un juego que va del susurro al canto profundo. ¿Y su música? Raíz latinoamericana y fusión. Pero hay que escucharla, hay que verla. Para ustedes, mortales míos, Magdalena presenta su disco al público este jueves 19 de agosto a las 21 horas, en la sala SCD de Plaza Vespucio ($3000).

Efectivamente salí con regalitos, chocolates y… el disco. Ya lo escuché tanto que está rallado. La voz es mágica, las canciones muy buenas y el sonido, increíble. De hecho, esta producción del Sello MACHI (Música Alternativa Chilena), fue mezclada por el ingeniero brasileño Álvaro Alencar, quien ha trabajado con músicos de la talla de María Rita, Sergio Mendes, Gilberto Gil y Milton Nascimento. Eso se siente, se nota y se escucha.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Que linda nota Palomita!
Que quieres que te diga, invitada o no, "Con los ojos en la Calle" no podia estar ausente de este evento...
Es mas, debes ser un medio mas dentro de toda esta farandula criolla, y estar como prensa, cubriendo cuanto evento te tinque. Asi, ademas de tus historias, tendremos una vitacora de lo que ocurre en el mundo del espectaculo tambien.
Un abrazo

Consuelo C.

PD: Ya casi no pesco a la Consuelo Aldunate, me quedo chica al lado de tu blog...

Roberto dijo...

¡Resucitó tu servidor!

No sé si la Magdalena Matthey se acordará de un evento que yo estaba produciendo en el Critic de San Damián hace mil años, en realidad unos 7-8, donde ella cantó con un par de acompañantes y le fue muy bien. Cantó cosas del folklore urbano, y era un evento ambientado en la onda cine, con Oscar y todo eso. Estuvo muy bien y ella cantó muy lindo.

Buena nota tu post de hoy, tal vez debas considerar dedicarte a cubrir espectáculos, no farándula, que eso hay harto, sino cosas de esta categoría.
Entrete.

+++Bexos.

Roberto dijo...

¡Resucitó tu servidor!

No sé si la Magdalena Matthey se acordará de un evento que yo estaba produciendo en el Critic de San Damián hace mil años, en realidad unos 7-8, donde ella cantó con un par de acompañantes y le fue muy bien. Cantó cosas del folklore urbano, y era un evento ambientado en la onda cine, con Oscar y todo eso. Estuvo muy bien y ella cantó muy lindo.

Buena nota tu post de hoy, tal vez debas considerar dedicarte a cubrir espectáculos, no farándula, que eso hay harto, sino cosas de esta categoría.
Entrete.

+++Bexos.

Roberto dijo...

Hay una partuzza de comments en tu servidor...
¡se reproducen solos! No hice nada... ¡lo juro!

Anónimo dijo...

ignoro totalmente de lo que hablas, pero la confitería Torres me trae muy buenos recuerdos...
Salute

Srta. Lee dijo...

Súper agradable tu trabajo, me imagino que se debe pasar bien, conociendo de todo un poco, y lo mejor es que das la posibilidad a otros (me incluyo) de conocer sobre artistas que no van de boca en boca, al menos con tus descripciones, dan ganas de escuchar más sobre Magdalena.

amelia dijo...

Odié no poder ir a su lanzamiento ayer, conocí su voz en el 2001, y desde entonces tal como tú dices se me erizan los pelos al escucharla, pero mucho mejor aún verla en vivo.
Admirables sus recitales junto a Alexis Venegas.
Ella es grande. Es maravillosa, hasta la forma en que mueve sus manos al cantar.

Nawel dijo...

Interesante!

Ya no estoy en Inglaterra (estuve sólo un día esa vez) pero volveré en octubre... encargo de té? ;-)

saludos!