lunes, agosto 17, 2009

Decadente glamour

Es bastante ridículo, lo sé, pero disfruto profundamente las equivocaciones de pertenencia local. Me explico. Me encanta cuando alguien piensa que soy de otro país o cuando estoy en una ciudad que no es la mía y las personas creen que he vivido ahí desde siempre.

“Eres española”, me preguntan con frecuencia. “No, es que tengo los dientes separados y tal vez por eso seseo un poco al hablar”. La mayoría de las veces el interlocutor insiste en esto, asegurando que tengo un acento extraño. ¿Será verdad? Imagino que es como cuando uno tiene tics o modismos raros, de los que nunca se ha dado cuenta y que los cercanos no te comentan, porque están muy acostumbrados o bien porque temen hacerte sentir mal.

Creo que me gusta más pretender que soy de un lugar cuando estoy de visita y eso se disfruta especialmente en los taxis, micros y colectivos. Llevar un par de días en Argentina y discutir con el taxista la ruta a seguir para no sentirme timada, lo que casi siempre me resulta fatal, aunque se siente rico. “Vamos a Palermo. Tome Soler y después Juián Álvarez a la derecha”. “Ché, no se puede tomar Julián Álvarez a la derecha”. Discuto un poco, me doy por vencida, el chofer tiene razón, pero al menos lo intenté. A otro, que de verdad me quiso cobrar de más haciéndose el que no conocía las calles y que no lograba ver el mapa porque estaba corto de vista, le di de su medicina cuando me dijo que tenía que comprarse una lupa para ver las callecitas. “Había pensado en pasar a una librería, pero ya es muy tarde, vos no sabés dónde podré comprar una lupa”. Feliz porque logré que creyera que era una chilena que vivía en la ciudad, le dije saboreando la venganza: “en un quiosco”. “¿En un quiosco? ¿Vos creés?”. “No creo, estoy segura, hoy por hoy en un quiosco puedes encontrar de todo”, aseguré haciendo un guiño a un post de Orsai, riéndome en silencio con una broma que sólo yo entendí y disfruté.

Pero la delicia máxima es cuando piensan que eres de allí, sin que te lo hayas propuesto. “Voy a la subidita que hay junto al Restaurant La Olla”, dije a un colectivero en Puerto Varas. Entonces comenzó a hablar sobre cosas que sólo tendrían sentido si yo fuera de ahí. “No cree que ya está bueno de esos arbustos que afean tanto ese hotel”. “Sí claro”, respondí. “Porque vio esas máquinas que compraron en la Municipalidad, deberían usarlas para esto”. Después siguió comentando el clima y me preguntaba si yo podía recordar si para el dieciocho pasado había llovido a principio de mes, y que en las fiestas había estado lindo, o si había sido al revés”, contesté con la seguridad de una mentirosa novata pero orgullosa, que las últimas fiestas patrias, el cielo estaba azul y que en 2007 era cuando el cielo se había rajado lloviendo. ¡Qué placer!

Lo sé, sé que es rarísimo. Supongo a que se debe a esas ganas de ser de todas partes. O al menos de los lugares en los que me siento a gusto. Lo de española en mi propia tierra es más raro aún, supongo que me agrada por ese gustillo de decadente glamour.

12 comentarios:

Isis Baeza Vega dijo...

Que chistoso a mi me pasa parecido, a veces me siento de muchas partes. Y si me pongo a bromear con el acento español, no fala el que cae, jeje.

Saludos, me gustó tu escrito, me resultó muy familiar.

Anónimo dijo...

hola paloma!
que envidia de buenos aires. hace tiempo que no volvia a tu blog, sin embargo te sigo en twitter, y tengo un comentario.
creo que deberias actualizar tu blog, cambiar su imagen general que ya lleva mucho tiempo, actualizar los link a otros blog o sitios de interes, poner un link a tu twitter, fotos, musica, videos etc etc. en fin, que represente mas en extenso tu vida...fashion emergency creo que le dicen
eso un beso
pablo.-

Anónimo dijo...

Paloma !que lindo haberte tenido ayer en nuestra clase en la UBA !!ya vas a ver que te vas bastante "argentinizada"yo vivo hace años acá y es imposible no hacerlo...bueno, otro blog que se suma a mi lectura ,gracias por esa maravillosa charla que diste!

Anónimo dijo...

Paloma, te sigo siempre, muy bueno tu blog, como tambien tus programas, me rio mucho con ellos, igual que con este ultimo post.

Un abrazo, Carlos, el que vivia en el piso 7 del Forestal.

(No tengo acentos en este computador).

Andreso dijo...

Hey gracias por compartirnos tan amenos relatos. Ser de todos lados como comentas, si que es un deleite, eso es disfrutar cada sentido de pertenencia y empaparse de la brisa que cada ciudad, pero la forma en que se relata es el tinte especial de su significado, gracias por amenizar mi mañana en una oficina como muchas.

MAP_No le peguen + a Yoani Sanchez dijo...

Bueno, vivir en Santiago de Chile es muchas veces no vivir en alguna parte determinada. Slds

Anónimo dijo...

Me ha encantado leerte. Desde España, saludos de in seguidor de tu twitter y tu blog.
Tienes algo especial Paloma; que viaje siempre contigo.

Paloma dijo...

Y... cómo te llamas?

David flores dijo...

Me encanta la manera en q ves la vida y lo manifiestas en tu blog, siempre seguire el hilo de ellos.

Bendito, Descuentos dijo...

Super interesante todo lo que hablas y como te expresas, estaré atento a tu blog, que te siga yendo muy bien tu vida

Mac UC, Universidad Católica dijo...

muy bueno todo un modelo de vida ha seguir.

Remedi, Racks dijo...

Eres maravillosa como te proyectas y como logras tus metas, espero te siga yendo super bien en tu vida mucho éxito.