jueves, enero 03, 2008

Huevito

Recordé los tempranos ochentas, cuando era chica y mi mamá prendía el televisor -blanco y negro- que estaba sobre la cómoda. En la pantalla, un señor pelado y con cabeza de huevo me hablaba directamente a mí y yo salía corriendo de la pieza. Y es que me daba un poco de susto Julio Martínez.

Hoy me puse a pensar que me da susto que ya no quede gente así: tan auténtica.

6 comentarios:

Lautaro Ferrada Q. dijo...

¿Cómo que no? ¿Y esa visión apocalíptica de la autenticidad?

Yo diría que la posibilidad y sed de autenticidad crece día a día.

Saludos

mackyantipop dijo...

yo cuando más chica lo encontraba enfermo de latero. Pero después esas cosas se pasan y puedo decir que es una gran pérdida. Varias personas de Espectáculos (no farándula) como don Francis dicen que con él se va una generación, o un tipo de periodista.

Anónimo dijo...

no creo q salir en la tele es certificado de autenticidad...en realidad la gente taan buena me da un poco de desconfianza.....

saludos paloma

p.-.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con tu mirada, por años no dijo nada a una "hora en que nada pasa y TODO PASA...":"ALMORZANDO EN EL 13" quizás tenía algo que decir, pero lo vi muy acomodado en un canal como el 13, su cura, sus periodistas y otros personajes...sin decir nada...
Perdona, pero así lo veo y no me gusta que se olvide ésto
Saludos

Paloma dijo...

También he pensado en eso.. y estoy muy de acuerdo. Sólo quise expresar la sensación y la nostalgia ochentera que me dio su partida. El adios de un ícono de nustra "cultura pop". Pero es cierto que se quedó callado, como muchos otros que hoy se visten de súper demócratas.

Repito... para críticas o debate, por favor deje su nombre. De lo contrario, futuros comentarios serán borrados.

Anónimo dijo...

guau no puedo decir k he visto alguna persona en tv y no se si vere alguien k m dio ganas d escucharla y creer k tnia razon