viernes, septiembre 07, 2007

Yo sólo quería comer sushi

Con el antojo vivo me bajé de la micro antes de llegar a la Plaza Armas. Crucé la calle y cuando iba a entrar a Los Reyes, la gente comenzó a ser evacuada del luagar.

El Hotel City se estaba quemando y el fuego había comenzado en la cocina de ese restaurant que está en el primer piso, y cuya cocina se especializa en comida japonesa y peruana.

Eran las 8 en punto cuando le pedí a Ignacio que me ayudara a postear algo a distancia y, al minuto siguiente, marqué el número de Rodrigo Guaiquil. "Habla, te estoy grabando", me dijo él y comencé una transmisión que duró cerca de seis minutos, sintiendo esa adrenalina de reportera que escapa de mi quehacer diario, que es tan digital.

Escucha lo que le dije aquí (5 minutos):


Mucha gente, tres compañías de bomberos, personas de la municipalidad y humo por todas partes. La policía cortó el tránsito, evacuaron a los pasajeros y los bomberos lograron controlar las llamas que afectaban al segundo y tercer piso de este clásico hotel capitalino.

Cuando los carrobombas comenzaron a abandonar el lugar, me di cuenta de que mi antojo seguía vivo y que algunos metros más allá había otra sucursal de Los Reyes. Entré, pedí una sugerencia para uno y me fui caminando, bolsa en mano, por mis antiguos barrios.

13 comentarios:

Pamela Albarracín dijo...

aay no, no puede ser, no quiero pensarlo :(

Rodrigo dijo...

saludos querida...

vaya...es que cuando el aceite se enciende y choca con el agua pasan estas cosas...ufff...los incendios son lo peor...

Oiga, me he reido tanto con su Paloma TV...las cosas que se le ocurren!!! esta súper bonita la custión.., por cierto usté tamién..ja!...

a mi me parece,en todo caso, que tiene que entrenar el movimiento de manos y los gestos con las cejas..ja!...

Aqui voy..menos cojo...aunque con sensación de borde....en fin..debe ser la postoperación...siendo así las cosas, esos fideos-mito claman por materializarce!

abrazo gentil, cariños a granel...como siempre.

GATO ROMANO dijo...

Has probado el ají de gallina de Los Reyes? Para chuparse los dedos.

Oye, qué onda con el incendio? El City es re lindo, esos detalles arte deco lo hacen un imperdible del centro.

Maicol dijo...

Hola Paloma!
La adrenalina periodística es lo mejor que se ha inventado en este mundo: ese urgimiento interno por contar hisotorias no me lo quita nadie... esa vocación por profesionalizar el relato.
no crees?
un abrazo
Maicol
PD: quizás con el incendio el sushi se cocinó... y quesó potable. Odio el sushi!

niko dijo...

Que onda con lo del incendio. Lo bueno... o lo malo es que no se quemó tu antojo por comprar en Los Reyes. Pero bueno donde una puerta se cierra siempre se abren nuevas posibilidades.
Un saludo Niko.
http://myblog33.wordpress.com/

Rolando Riveros dijo...

Paloma, me gustaría conocer tu opinión acerca de mi blog.
Saludos,
Rolando

Marcel Pommiez Aqueveque dijo...

yap el 15 nos juntamos en el Liguria de Montt a las 20:00.-

Loredana dijo...

Te espera un premio en mi blog gansa.

kiss.

Marcel Pommiez Aqueveque dijo...

Sólo por este fin de semana estará GOZADOR en Santiago.

Y para todos los que lo extrañen y deseen reunirse con él y escuchar sus chistes malos y las muchas historias cubanas que seguramente trae, la movida es la siguiente:

Dónde: LIGURIA Manuel Montt, en Providencia.

Cuándo: Sábado 15 de Septiembre

A qué hora: 20 horas.

Quiénes: Todos los que quieran

gonzalo dijo...

la vida estalla cuando caminas en su vecindario.

besos.

Jorgeando dijo...

Wow, Esto si que le llamo tener valentia.
Igual me imagino que fue emocionante ¿no?

:: ritalin :: dijo...

Wow, que heavy!!...
Iba a hacer una broma con el pescado crudo y el fuego... pero lo dejo a otra vez. Salu2.

Marcylor dijo...

Ahora entiendo por qué está "en remodelación" el antiguo Los Reyes, AKA "el japoperuano" para mis compañeros de pega.
Igual, sin incendio, dejamos de ir desde que unas compañeras hallaron su soya llena de ...moscas... No es por nada ...pero...(ojalá el incendio haya purificado la comida).
El City es un lugar que podría ser más aporte estético al decaído centro. Ojalá que se reponga. Ya sería mucha la pérdida.