lunes, marzo 13, 2006

¿De dónde te conozco?

Fui a juntarme con mi mamá que ya ocupaba su lugar en la fila para entrar a la “Gala Cultural” que se realizó el sábado en la Estación Mapocho. A lo lejos me pareció verla conversando con una mujer con pelo rosado que estaba justo detrás de ella y tenía una cara muy familiar, así que al llegar a la fila la saludé.


- “Hola, qué rico verte… Oye, tú pelo está casi tan fucsia como el de mi hermana”, le dije, sin tener ni idea de dónde la conocía.

Ella me saludó amable y me siguió el juego como si fuéramos amigas de toda la vida.

- Ay… perdona, se me olvidó tu nombre. ¿Tú trabajabas con mi mamá, eres amiga de ella o participaste en la campaña?… No me acuerdo de dónde se conocen - le dije.

- No, acabo de conocer a tu mamá en la fila – me dijo Jeannette Pualuan, que no era ni amiga, ni colega, ni nada de mi madre, sino de esa gente que a uno se le queda en la retina haciendo zapping una tarde después del trabajo.

Jannette es cantante, formó parte de la banda “Mamma Soul”, fue jurado del programa “Rojo” y hoy está promocionando "Salva mi Alma", un disco como solista que, por lo que alcancé a escuchar, está muy bueno.

Superada la vergüenza de la confusión, decidimos que podíamos ser amigas circunstanciales y compartimos todo el evento. Cabe señalar que no es la primera vez que me pasa algo así (jajaja… qué plancha).

Políticos, delegaciones extranjeras, personajes del mundo de la cultura, famosos y gente común (me incluyo en esta última categoría), fueron ingresando a la estación, formando un espectáculo variopinto.


Gala, gala, como quién dice gala, no era la cosa. La gente estaba con tenidas de todo tipo, desde trajes de alta noche, hasta ropa de calle, a lo que se sumaban algunos atuendos típicos de las delegaciones internacionales y las comunidades indígenas.

Un par de filas más delante de nuestros asientos, una mapuche muy elegante con su vestimenta tradicional, filmaba el evento con una moderna cámara de video. Por su lente pasó la presentación de la Orquesta Clásica de la USACh, los bailes del Bafona y las canciones de Álvaro Henríquez.


Varias personas me han dicho que encontraron fome la gala. Yo lo pasé bien: miré, me reí, canté y aplaudí con ganas a la nueva Presidenta de Chile. Para mí fue una noche entretenida. ¿Qué más de puede pedir? Mmmmm… Sí, se puede pedir un buen Gobierno.

Esta mañana, por primera vez en años, un hombre me cedió su lugar para que yo me fuera en el asiento delantero del colectivo. Parece que desde el sábado es el turno de las mujeres, porque ese sujeto, estoy segura, segura, que no me conocía.

4 comentarios:

Loredana dijo...

SABES?
ME HUBIESE GUSTADO HABER ESTADO AHI.
UN POCO DE ENVIDIA SANA.

Rodrigo dijo...

vaya...y yo que preferí quedarme a cocinar zapallos italianos...

bendito ravotril dijo...

me suena a musho

kilómetros d efleicidades de toprte en la blogosfera

si el hombre tre cedio el asiento es por lo guapa...punto

tanta creencia ne este extasis de feminismo..mmm

karendanza@gmail.com dijo...

hola paloma:
la verdad es que hoy por primera vez me he dado el tiempo de meterme en internet y descubrir este mundo de blogs... y que locura, me encuentro contigo. Tambien estuve en la gala solo un par de asientos mas allá,no tuve la oportunidad de hablar contigo ahi ya que no nos conocemos, estaba con manuel, pero descubrirte ahora, tu blog... ha sido simplemente magico.
Hable un ratito con Jeannette Pualuan y me parecio una mujer simpatica, una desordenada encantadora.
Espero poder seguir visitando tu blog ya que lo encuentro... ni si quiera encuentro las palabras, simplemente bello, gracias por compartirlo con una desconocida
karen