lunes, julio 28, 2008

La vida paralela

“Redes Sociales”, así llaman a estas nuevas formas que han surgido en Internet y que nos permiten encontrar a viejos amigos y establecer contacto con personas a las que no conocemos pero con las cuales, supuestamente, tenemos ciertas cosas en común.

Entonces, luego de chatear por largos minutos o incluso horas, se van creando lazos anidados en nichos transparentes, con mucha verdad o mundos imaginarios. Lazos que van poblando días, semanas, años, hasta que surge la imperiosa necesidad de mirarse a los ojos, darse un beso en la mejilla, tomarse las manos o mucho más.

Escuchamos cosas terribles, como mujeres que viajan a otros países y terminan siendo descuartizadas por un hombre idealizado al que amaban con locura. En lo cercano surgen historias más simples y bondadosas de amores profundos que duran mucho tiempo y otros donde la química faltante termina por diluir naturalmente las ilusiones creadas; amistades que se concretan y llegan a ser de una complicidad deliciosa y otras que mueren al verse expuestas a la realidad.

Hay de todo y de todo me ha tocado pues por más de 10 años he llevado una vida paralela, una vida profundamente virtual.

Inquietantes e incómodos son los primeros minutos con ese otro al que estábamos seguros de conocer tanto y que ahora, de cuerpo presente, no sabemos bien como tratar. El ritmo de las palabra es distinto, tal vez más cercano, tal vez a destiempo. Así se van re-articulando los lazos, mientras creamos un diagnóstico que surge inevitable sobre el quiebre o concreción de un hechizo.

Es raro todo esto, es raro y difícil. Supongo que con la tranquilidad que entrega el pseudo anonimato de lo virtual, uno va perdiendo la capacidad de relacionarse con relajo en el mundo tangible.

Pero asumo el riesgo de romper la magia. La incertidumbre puede ser tan bella para algunos, como insoportable para mí.


*Foto de Ignacio Rodríguez

12 comentarios:

Anónimo dijo...

apaguen al iluminador;
creo que lo primero que lei en tu blog, hace ya tiempo, ni siquiera vivía en santiago....

De casualidad encontré la botella que tiraste al mar, y me pareció tan cercana la forma que tenías de mirar la calle, que traté de acercarme a traves de los post.Y al pasar de lo virtual a lo real me di cuenta que la magia de la relación iba creciendo. Ha sido super bueno compartir contigo las dos veredas de la realidad que estas construyendo, me gusta mucho atravesar a veces tu camino.

un abrazo paloma
pablo.-

Mas alla de las palabras dijo...

Es tan cierta la manera en la cual describes las cosas que van sucediendo en la esta otra via ...o vida paralela... me siento reflejado...yo no llevo 10 años...llevo solo 9 en las cuales una y otra vez van desfilando situaciones, experiencias...y esa magia que mencionas que nace...y a veces muere d manera tal y como aparecio en un momento....otras logran traspasar varios limites ...es asi..

The Bongman dijo...

Interesantes palabras, pero no del todo compartidas. Donde tu ves un riesgo (si bien, asumido) yo veo aventura. Donde ves incertidumbre yo veo posibilidades.
He conocido bastante gente a travez del IRC (qué tiempos aquellos!), de MSN y de blogs también (no de Twitter, lo odio!), con muchos de ellos la experiencia ha sido tan grata que el contacto sigue hasta hoy, con otros la sincronía se ha roto y las letras y textos se han ido diluyendo con el tiempo...
La magia de todas estas redes sociales (manejadas con sensatez) radica en que con sus tentáculos puedes alcanzar a personas con las que jamás te habrías relacionado, no en reencuentros con personas que en muchas ocaciones voluntariamente dejaste en el olvido. Cada nuevo personaje es un descubrimiento y una aventura en casi todos los sentidos y para mí eso es muy entretenido.
Muchos saludos.

Daniel dijo...

Es verdad, pero no existe nada más espectacular que afirmar los lazos virtuales a través del conocimiento en la vida real.
Saludos

ANY dijo...

HOLA TU TITULO ME LLEVA A ESTA CONCION :http://es.youtube.com/watch?v=5f3WK_iQqO8

Y LOS AMIGOS SIEMPRE SERAN LOS AMIGOS BSO

Alvaro dijo...

Hola Paloma.
Es cieto que hay algo de magia y también incertidumbre en la amistad virtual, y creo sin temor a equivocarme que esa es la gran gracias de esto. Que esa sensación se acabe o incremente cuando nos miramos a los ojos va a depender de las expectativas que nos hemos creado.
Saudos.

gonzalo dijo...

muy bien escrito amiga, se te nota el oficio en las letras y en los afectos virtuales.

Omar dijo...

Estimada Paloma,llegué a tu blog esperando en la fila del banco Santander mirando una pantalla donde aparecías en una entrevista de Canal 13, tu experiencia la encuentro super interesante y me anima a crear mi Blog http://megamix.bligoo.com y a seguirte en twitter, espero en algún futuro toparme contigo y compartir la experiencia de lo real versus lo virtual.
saludos desde Antofagasta,
Omar

Lalodelce dijo...

A mí el anonimato me revienta, Paloma. Entiendo la privacidad, sobre todo en un mundo globalizado, pero el anonimato ... no.

ArB dijo...

HOLA PALOMA,

EL DIA QUE CONOZCA A TU HERMANO FELIPE, SABRE SI LO QUE DICES EN ESTE POST ES VERDAD. SALUDAMELO, DESDE QUE LO VI EN SU ANTIGUO BLOG ME ENAMORE DE ÉL. QUE HOMBRE TAN BELLO.

Anónimo dijo...

Hola Paloma, intento hacer un programa de tele en internet.
Te invito a visitarlo:
http://www.youtube.com/watch?v=k1Eni6RLBJw

Felipe Núñez.
No soy un spam, soy un ser humano!

Bárbara dijo...

Es cierto, la vida nos pone nuevos métodos para conocer gente y relacionarnos, pero creo que siempre llega el momento en el que uno quiere una conversación en vivo, un paseo por la calle, un abrazo y un beso de verdad. El medio no hace que cambie lo esencial, sino que lo potencia.

Abrazos!