viernes, febrero 15, 2008

La hora whisky

Es la hora del whisky, del relajo, del ajedrez y la conversación. Estoy en la casa de Eugenio, estoy en San Martín de Los Andes, estoy en su escritorio, estoy viendo como juega dos partidos de ajedrez al mismo tiempo frente a Julia y Morag.

Anoche -mientras comíamos unos deliciosos sorrentinos en el restaurant Taco’s- hablamos de lo curiosa que es esta amistad, que se ha mantenido por más de cuatro años, pese a los cientos de kilómetros que separan su ciudad de la mía y a nuestra diferencia de edad, porque él tiene algunos años más que yo, en realidad tiene bastantes más.

Lo conocí en enero de 2004, cuando llegamos a su casa muy tarde una noche mientras buscábamos infructuosamente las cabañas donde habíamos hecho reservas. Finalmente nos ofreció quedarnos aquí, sin conocernos de nada y, a los pocos días, conociéndonos de toda una vida.

Vine antes a San Martín de Los Andes, y sentí este lugar como una ciudad soñada, pero desde 2004 siento aquí una suerte de hogar. Una vez más Eugenio se preocupa de explicarme todo, aunque en este sitio puedo orientarme con los ojos cerrados.

Las calles, la playa y el viento, el comercio, el terminal de buses, los locutorios, las librerías y cada recoveco de este mágico rincón de la calle Rohde.

Es lindo cuando uno se siente tan cómodo en un lugar, cuando se relaja y se contacta con la esencia más básica de todas las cosas. Había olvidado lo largo que era el viaje: nueve horas de Santiago a Temuco, ocho más de Temuco hasta acá, pero valió la pena, vaya que sí.

14 comentarios:

Cristian Villagra dijo...

Paloma:

Me encanta saber que aun existe gente como él y como tú. Un abrazo.


Pd. Llegue por casualidad a tu blog, te invito a visitar el mío: http://cristian-villagra.blogspot.com

gonzalo dijo...

toda tu vida vale la pena, amiga.

Loredana dijo...

mi amiga,
q linda te ves!!!!!!!!

paloma (mi vida se pasa entre la biblioteca y mi almohada)

je suis morte.

VICTOR HUGO DURAN dijo...

Que envidia... felicitaciones y disfruta. Yo no alcancé a relajarme en mis vacaciones, nada. Es realmente envidiable el viaje y la amistad. Uno aprende mucho de los grandes...
Besos.

VH

Anónimo dijo...

aqmiga quería que me echaras una manito , sobre si alguien sabe matemáticas , que tengo unos problemas sin resolver y en el diario leí , que eras , re famosa , así que demás tienes amistades que me pudanayudaren otro blog

mi blog
http://www.pedrodelcanto.blogspot.com

Bárbara dijo...

Que bien es hallar esos lugares donde uno se siente partre desde que llega, donde las cosas son bellas y los ritmos tranquilos, donde en fin, uno puede ser uno.
Un abrazo por eso!

Abulafia dijo...

Disfruta y se feliz, yo lo he sido en unas vacaciones especiales trabajando aunque parezca incongruente, pero me sentía viva y feliz.
Salutacions
Abulafua

GATO ROMANO dijo...

Trabajaremos cerca? Leí lo de Publimetro.

Fran dijo...

Que lindo armar una amistad así. NO todos están dispuestos!

Saludos

Pía Bórquez dijo...

linda foto , linda amistad!

saludos

Pablo dijo...

te ves muy bonita en la foto

saludos

pablo.-

Alvaro dijo...

Que curiosa amistad. No se ve mucho de esto por el mundo. Recuerdo que mi abuelo, patiperro por excelencia, recorría el mundo haciendo amistades que seguramente lo albergaban. Muchas veces esos extranjeros llegaban a su casa, incluso antes de mi abuelo, para enfurecer a mi abuela que finalmente entregaba gustosa el cuarto preparado para estas eventualidades.
Saludos.

Paloma dijo...

Hola Álvaro... qué linda tu historia, gracias por compartirla aquí.

Barbado Whisky Matinal dijo...

Nena, muy bueno el blog, mirate el mio, fijate: http://bebiendotemprano.blogspot.com/
saludos.