miércoles, agosto 30, 2006

Orsai y yo



Después de que se le ocurriera dejar de fumar justo durante el Mundial de Fútbol y de un autoexilio de un mes, quién sabe dónde, Hernán ha vuelto.



Desde que tengo uso de razón (perdón, quise decir “desde que tengo blog”, mayo de 2004) y gracias a la recomendación de Roberto Arancibia, he venido leyendo todas y cada una de las historias que publica en “Orsai” este periodista-escritor-blogger argentino radicado en Barcelona y padre de la premiada blogonovela “Diario de una Mujer Gorda”.

Aunque trato de centrarme en historias que pasan más allá de este computador, a veces es inevitable comentar cosas que me llaman tanto la atención como el regreso de Hernán Casciari y, por cierto, el regreso de su humor, porque al contrario de lo que él pensaba, pese a la falta de nicotina sigo gozando como siempre de sus relatos.

Además, en el último hace una muy buena reflexión sobre cómo se vive el mundo para los que estamos acostumbrados a conectarnos el día entero. Aquí va… Luego, no se pierdan mis links de “Orsai para principiantes” y, finalmente, perdonen lo nerd de este post.

“… Cada vez importa menos dónde estamos parados. Cada día que pasa uno puede elegir su patria con mayor facilidad, sin la desgracia de tener que padecerla.
Si entrásemos a hurtadillas en el ordenador portátil de cualquier desconocido, y estudiásemos brevemente el historial de los últimos diez periódicos que ha visitado, sabríamos en qué patria piensa, qué patria le preocupa, cuál lo desvela, con independencia de dónde haya elegido vivir, o dónde le haya tocado. Creo, entonces, que hay una nueva y moderna concepción de identidad, y quisiera resumirla en cinco palabras: Somos de donde necesitamos saber…”

Orsai para Principiantes:

Ficción
Una docena de tortas negras

Nunca le abras la puerta a un chino
Tarifa plana de porro y otros avances

El hombre que sueña con todo lo malo
Las llagas de Waiser

Quedáte conmigo Lucas
Lucas y Alex bajo la lluvia
Más Lucas y Alex

De la vida real
Cagar leyendo un placer rioplatense

Mi hija y demás perifricos

Lado A, Música Ligera
Lado B, Canciones Lentas

Consejos y reflexiones
Señora, desmáyese en otro lado

El título déjalo para el final

Tu cara me suena de alguna parte

Bonus Truck: "Cuando te hacés el loco y no te mira nadie… no te hacés el loco, estás loco”, de la abuela de Orsai en "Señora, desmáyese en otro lado"

6 comentarios:

gonzalo dijo...

gracias por saber tanto de esto. me encanta mujer gorda y no había caído en que era el mesmo.

besos.

PerNa! dijo...

Puse "perna" de puro ociosa en google, para ver si yo salía. De curiosa me meto en tu blog y veo que tenemos varias coincidencias: tienes un escrito de perna, como yo me autodenomino =P y eres periodista (yo estudiante, tú consagrada)

Bueno, nunca es malo dejar una huella en otros mundos...

Paloma dijo...

¿Consagrada como periodista o como perna? No me queda claro... Ni lo primero ni lo segundo, sino todo lo contrario. Jajajaja.

in.tuyo dijo...

Fe de ratas (si, si, ya se...): el camión de premio en realidad es una pista de regalo. Como dijo Gonzalo Rojas, "me encantan las erratas".

Marcylor dijo...

Jeje, está muy bueno lo que escribe Casciari. Me reí con ese post de las predicciones del futuro, donde tocamos Mundial de Fútbol el 2026...
A mí también me hacer reír el blog de Podeti en Clarín.com. A ratos es un humor parecido, aunque guatea en algunas oportunidades. Echale un ojo!

Andreso dijo...

Inceible apenas lo descubrí hoy, es un deleite leer sus historias, bueno tanto a el como a ti Paloma gracias por compartir tan amenos escritos, estoy aqui seguido. saludos desde Mexico