martes, diciembre 20, 2005

Hace dos años




Desde la semana pasada me venía acordado, pero hoy no pensé en eso hasta que oí su voz al otro lado del teléfono. Me dio pena.


Y pensé en esa mañana de 2003, sin haber dormido nada, corriendo a la peluquería, nerviosa, con las flores para el pelo, la bolsa con el maquillaje y por dentro toda la emoción del gran día.



Los encajes, las medias, los zapatos, el vestido, las fotos, la música. Caminé con mis padres sintiendo a la gente, los amigos, la familia y el amor al frente, al final del camino.

No recuerdo cada palabra, pero sí la sensación física, la felicidad y el alma contenta.

Hoy se cumplen dos años de ese día… el vestido está guardado en un rincón de la bodega y la pena es grande algunas veces.

No me arrepiento de nada… creo que ese fue uno de los días más felices de mi vida… tal vez, el más feliz.

6 comentarios:

Gato Romano dijo...

Hay que hacerle frente a las fechas y nada más. Igual es fuerte a ratos.

Besos de tu ingrato amigo

gloria dijo...

mucha nostalgia contenida y algo de agraz en tu post. por todo lo que está entre líneas, que se aleja de la alegría y la esperanza, espero que el Viejito Pascuero te siga regalando sueños y te mantenga con los ojos en la calle y en tí misma para descubrir de nuevo la felicidad. un abrazo anónimo en la blogósfera

ESTEBAN dijo...

Besos y abrazos Palomita.

Monin dijo...

Puchis, hay fechas q traen recuerdos, y los recuerdos siempre traen emociones... no es malo recordar a veces...

Sabes, cuando te cambiaste de registro electoral le prestaste la dirección a una de mis compañeras de trabajo y su amiga, te acuerdas?

FELIZ NAVIDAD!!

Loreo dijo...

Te separaste?

cote dijo...

Cada día que paso junto a ti me impresionas.

simplemente grandiosa.