sábado, julio 31, 2010

Las claves del Manifiesto Linchpin

Aunque aún no he leído el libro, hago mías las palabras de Seth Godin y su Manifiesto Linchpin, el cual nos habla de ser parte de la Economía de la Generosidad:
Aquí no se trata de autoreferencia, ni de egos desmedidos, sino de dejar de hacer cosas mediocres, dejar de preguntarnos qué recibiremos a cambio, y que comencemos a dar y crear para generar cambios. 

Godin señala que para ser imprescindibles ya no basta con ser trabajadores obedientes, hoy el valor está en la creatividad, el talento y el arte. El valor está en los que son capaces de generar cambios positivos en el entorno a partir de lo que les apasiona. 

Los Linchpins de los cuales habla Godin son las piezas indispensables de las organizaciones exitosas del mañana.

Después de años asumiendo que tenemos que ser trabajadores mediocres para empresas mediocres, que la sociedad nos apoyaría si seguíamos las reglas, descubrimos que éstas han cambiado. La única forma de tener éxito es siendo excepcional, haciendo que se hable de nosotros. Las personas no somos productos con características, beneficios o campañas de marketing viral, sino individuos. Si vamos a hablar de ellos, hablaremos de lo que hacen, no de lo que son.

Por eso, la única forma de demostrar lo que valemos es ejerciendo un trabajo emocional y produciendo interacciones que interesen a las organizaciones y a la gente.

Para Godin, arte no es solamente pintar, sino cualquier cosa creativa, apasionada y personal. Es un trabajo emocional y un regalo. No se puede crear una obra de arte solamente por dinero, de lo contrario no sería arte. Y el buen arte hace mella en el que lo ve, no solamente en el que lo crea.

Señoras y señores, les presento la Economía de la Generosidad y la Cultura de las Conexiones. Pese a que es difícil mantener el sentido absoluto en la traducción, aquí les dejo mi intento para convertir al castellano el Manifiesto Linchpin... que hago mío:

  • Soy una artista
  • Tomo la iniciativa
  • Hago el trabajo, no la labor
  • Sin críticos no hay arte
  • Soy un Linchpin (pieza clave), no soy fácilmente reemplazable
  • Si nunca ha sido hecho antes, incluso mejor
  • El trabajo es personal, demasiado importante para dejarlo al teléfono
  • El cerebro del lagarto es impotente enfrentado al arte
  • Hago que las cosas pasen, cada día
  • Cada interacción es una oportunidad de hacer una conexión
  • El pasado se ha ido. No tiene el poder. El futuro depende de las decisiones que yo tomo ahora
  • Soy dueña de los medios de producción. El sistema no es tan importante como mi contribución a él
  • Veo la verdad esencial, despejada por la mirada del mundo, y esa verdad conduce mis decisiones
  • Me oriento al trabajo, no me alejo de él
  • El trabajo trivial no requiere que uno se oriente por él
  • El 'trabajo ocupado' es demasiado fácil. Romper las reglas funciona mejor y vale la pena
  • La energía es contagiosa. Mientras más entrego, más el mundo me da.
  • No importa si siempre tengo la razón. Importa que siempre me estoy moviendo
  • Elevo la vara. Sé que la innovación de ayer es el estándar de hoy
  • No dejaré que el status quo me lave el cerebro
  • Los artistas no creemos en cuestionar de quién es el crédito, creemos en el cambio 
  • No hay resistencia si no me permito ser derrotado
  • Aprovecho la falta de estructura para encontrar nuevos caminos
  • Soy sorprendente (y soy frecuentemente sorprendida)
  • Dono energía y riesgo a la causa
  • Convierto carisma en liderazgo
  • El trabajo importa
  • Anda. Haz que las cosas pasen


Escribí esto inspirada en el post "Entender los cambios para ser IMPRESCINDIBLES"

3 comentarios:

Leo dijo...

Muy bueno! Apruebo esa moción. Y me permito imaginar cómo serían las cosas si más gente pensara así...
Saludos y un beso desde Buenos Aires!,
L.

Roberto Becerra Z. dijo...

Me agrado encontrarme este artículo. Te Felicito Paloma estás practicando el manifiesto linchpin, tu blog es muy bueno por ser creativo y artístico.

Paloma dijo...

Muchas gracias Roberto!