miércoles, abril 26, 2006

El juego

Yo pongo una palabra y tú eliges otra, vas formando significados con ocho letras que sólo tú ves. Entonces armas, cuentas los puntos y vuelves a rellenar el tablero.

Así me entretuve la otra noche con una amiga mientras jugábamos “Dilema” en su casa. Sonó el teléfono, ella se paró y estuvo un largo rato hablando con su hermana que vive en Canadá. Mientras tanto, yo me dediqué a analizar mis posibilidades con mayor detención.

Las palabras estaban allí y, aunque el destino guía, uno es el que elige, el que decide cómo va a armar el juego, qué camino va a tomar.

Entonces veo que así es en muchos sentidos la vida, tenemos las piezas y el azar, pero uno debe ir armando y decidiendo. Nada y todo se gana, nada y todo se pierde.

Para mí los puntos de este juego tienen que ver con la felicidad, con la risa, con el disfrute propio y el de los que me rodean. Así es mi juego y en este momento vuelvo a poner las letras, que esta vez dicen que es hora de llevar los ojos de vuelta a la calle, enfrentar los dilemas y ver cómo me va.

Es un juego y es la vida… y me encanta jugar.

13 comentarios:

Vanessa Gelman dijo...

Hola Chicuela!
Que alegria leerte de nuevo por estos lados. Jugamos todos contigo y cuando ponemos alguna pieza mal, nos damos la mano.
Si es que para eso estamos...
Casi como una Rayuela...
Besos,
Vane

bitacoreta.org dijo...

Una vez, hace muuuuucho tiempo, dejaste una notita que me resultó muy significativa en mi blog, donde decías que me sentías como tu amigo. De ahí desapareciste para no volver más. Quizá la calidad de mi blog decayó un poco en estos días, más centrado en notas que rayan lo cómicas y poco útiles que significativas, no sé. Se te hecha demenos por la bitácora, así que pegate una vueltita. Y en relación a tu nota (por fin) me hizo pensar harto. La verdad no es absoluta, hay caminos a, b, c, y el resto del abecedário tambien. Hay que estar conciente de que las alternativas están y prepararse para ese monton de otras alternativas. Que bueno que coincidamos en que la vida es un juego para jugar.
Un gran abrazo, retamal.org

Fernando Meza dijo...

Paloma:

Tanto tiempo, buen post.

Efectivamente, como todo juego, en el juego de la vida hay que saber ganar y perder. Sin embargo, pucha que cuesta ¿no?

Oye, visita mi blog y coméntame si estás de acuerdo.

Saludos,

Fernando.

b dijo...

que rico sentirse asi, con ganas de jugar. demosle palante no mas, con sonrisas, risas, airecitos limpios y ganas... muchas ganas.
beso
y cuando me diga no mas nos largamos pa alla de visita. podrias venirte de dia de campo tambien.
Ah! y para nuestra proxima reunion con la shlomit, anda con ella.
beso

Jorge Saavedra dijo...

Los juegos y las palabras son terrenos que siempre me han parecido muy fértiles.
¿Sabes?: Físicamente te pareces mucho a una vieja amiga, algo olvidada. Me dieron ganas de ubicarla.

¿Te alucina el cine laberíntico de David Lynch?. ¿Has sentido esa necesidad visceral de reinterpretar sus desquiciadas obras cinematográficas o simplemente te resultan indiferente?
En cualquiera de estas circunstancias, pégate una vuelta a mi humilde guarida virtual.
Además algunas palabras algo dispersas, ocupan portada bajo el título de “Frenesí”.

¡Salu2 Motivadores!

felipe samper dijo...

:D

Sergio I. Gajardo Ugás dijo...

La vida es un juego y todos quieren ganar. es el unico juego en donde todos, tarde o temprano llegamos al final. ( † )

barbara dijo...

mmm, esto de las letras, de piezas distintas que al unirlas de tal o cual forma, te pueden dar millones de resultados de una misma variable.
Estaba mostrando a una amiga que nunca ha estado en Santiago, los famosos buses de Transantiago, ya que ella no se podia explicar cómo podíamos demorarnos tanto los santiaguinos en nuestros desplazamientos...me dio mucha nostalgia. Tuve que dejar todo lo que conozco y lo que quiero para venirme tan lejos...Mi entorno es bellísimo, pero me falta ese toque magico de la ciudad...Por ahi, buscando las fotos, llegué a este blog. Decidí y armé con las piezas que tuve enfrente y creo que no me equivoqué, pero aún me pregunto qué hubiera pasado si mis piezas las hubiera movido de otra forma.

B

l'analfabeta dijo...

que rico volver a verte...
todo radica en saber ver..dicen por ahí, en saber preguntar dicen por allá...yo me quedo con el descubrir, el develar-nos a nosotros mismos. pucha que es difícil.
besetes

Loredana dijo...

Paloma, el último juego que jugé antes de venirme.
Qué puta nostalgia!
Cómo estai?.

esm dijo...

Al dilema se juega como se vive o se vive como se juega al dilema.

Hernán Fco. dijo...

Hola Paloma, Muuucho tiempo sin visitar tu blog, otro look, bonito, me encantó conocerte en el taller de Mascaras de los 100 bloggers que hace la Beatriz Valenzuela, linda tu mascara, la mas top diria yo, se nota tu abilidad manual, felicidades, nos leemos.

Hernán Fco. dijo...

oye habilidad habilidad habilidad, es cuando un lego escribe sin mirar jajajaja