lunes, abril 25, 2005


Pilo50

10 comentarios:

sara dijo...

Paloma:por casualidad me encontre con tu pagina...digo por casualidad ya que no existe entre nosotros ,por lo que he leido en tus comentarios , ningun punto de encuentro...creo que perteneces a aquella tipica mujer chilena que cree que Santiago comienza en Plaza Italia,(perdon el mapa de la pobreza se ha ido corriendo un poco este ultimo tiempo), hablemos entonces de Americo Vespucio. Pero me he tomado unos minutos para leer tus articulos, que no son malos, bueno por algo has estudiado en la Universidad, perdon, te has instruido, porque para que sepas las Universidades de antes no son las de ahora, antes si hacian honor a su nombre, hoy no pasan de ser un Instituto de Educacion Superior donde aquellos que no pagan la cuota de escolaridad los denuncian con mucha cortesia en el Diario Mural, es decir solo Instruccion y Sentido Empresarial.
Como te decia no tenemos puntos en comun, generaciones diferentes y puntos de vista muy encontrados.
Pero bueno, no tenia nada que hacer , me queria empapar de esa otra realidad que vive mi pais y segui leyendo tus articulos...y mientras leia me di cuenta que si teniamos algo en comun, tengo un hijo de tu edad y que tambien es periodista.
...Y recordando cosas conversadas con el, recuerdo que muchas veces le he criticado su falta de consecuencia, su egoismo y pragmatismo en todos los sentidos...para su generacion que es tambien la tuya, todo esta , como se dice: friamente calculado...y como no, si nuestro pais es una sociedad violenta, donde no sabes que va a pasar con tu futuro, no hay contratos labores, no hay horarios de trabajos, una sociedad donde cada uno piensa en si mismo y que no hace causa comun con el nombre de tu pagina :CON LOS OJOS EN LA CALLE, porque si realmente estuvieramos con los ojos en la calle y de las calles,no solo aquellas calles que comprenden las cuadriculas del barrio de la gente linda, se darian cuenta de que el pais necesita de periodistas profesionales que muestren, que denuncien cual es la verdadera realidad de la mayoria de los chilenos, y creo que eso significa poner los ojos en la calle, empaparse de esas calles con sus pequenas alegrias pero si con tremendas desgracias.
Pero, segui leyendo... y al final decidi escribirte , mas sin saber por que ...creo que la pasta la tienes pero te falta una direccion, me apena pensar que todo lo que hemos luchado las mujeres, para finalmente venir a encontrar en posteriores generaciones mujeres mas conservadoras y reaccionarias, o a lo mejor se vive mas feliz con una postura light dentro de una cultura light?
No se, por un lado senti mucha tristeza de ver como un fenomeno como la Globalizacion ha globalizado los cerebros, todos deben pensar igual y no salirse de los parametros o sino corres el riesgo de ser discriminado...pero amiga, te contare que historicamente el buen estilo y el gran periodismo lo han hecho aquellos que se han atrevido a mirar mas alla de aquello que ve el ser comun,me refiero al cordero.
Vivo en un pais light, donde todo es light, vivo en una ciudad light con sus perros con mono y su amos que recogen los excrementos que arrojan sin asco, pero si hacen asco de aquellos homeless, que esconden para eventos importantes,y tambien de los ninos que gritan en un gran jolgorio que suenan con ser felices movidos por la magia del consumo mientras sus madres estan abarrotando los gimnasios.
Es esta la sociedad que tratamos de imitar y a la cual tambien nos dirigen nuestros gobernantes firmando tratados a diestra y siniestra, pero no me detendre en este punto, es un tema largo, pero que viviendo la sociedad light en su maxima expresion, pienso en ese Chile, ese Chile que nunca volvera a ser el de antes si seguimos en la direccion que vamos.
Pero, has escuchado hablar del poder de la palabra?....un periodista puede hacer mucho, periodistas hay muchos, buenos, muy pocos....aqui en este pais los periodistas inventan los articulos para agradar a los empresarios auspiciantes y al publico consumista...no estaria ese genero dentro de la ficcion en Literatura?
Bueno, el poder de la palabra puede hacer que una sociedad de un vuelco, que una sociedad realmente ponga los ojos en la calle, denuncie y de la mano a un hermano.
Mira, asi como por casualidad me encontre contigo navegando por la informacion que me arroja y me enreda cada dia en la Internet, suelo tambien detenerme en ese buen periodismo que es EL PERIODISMO ALTERNATIVO...el fenomeno de la Internet ha permitido que el periodismo alternativo On Line muestre ese otro lado de la manzana, ese que no esta permitido mostrar, que jamas vamos a encontrar en la Prensa Tradicional, aquella que esta manejada por las grandes corporaciones que por supuesto cuidan sus propios y mezquinos intereses ...desgraciadamente en nuestro pais son pocos los que pueden contar con la informacion alternativa, la mayoria ve dificultoso pagar la cuenta de electricidad, como podrian acceder a este tipo de tecnologia?
Sigo leyendo, y hay otro articulo que me muestra tambien un punto comun contigo, nuestros ancestros y entonces me permito recomendarte que visites una pagina y des testimonio de lo que es un buen periodismo CON LOS OJOS EN LA CALLE, el periodista Hugo Presman, la pagina www.argenpress.info
Por ahora es todo, no agregare nada mas al respecto.
Te saludo cordialmente desde
la ciudad de Nueva York,

Sara

Ceci dijo...

Cuando recién empecé a leer el comentario que dejó Sara, me sentí incómoda. No sé bien si fue por la dosis de agresividad gratuita, por la pizca de resentimiento que dejó entrever o porque, simplemente, le encontré razón en muchas cosas. Pero creo, querida Sara, que los tiempos son otros y que el “poder de la palabra” es más un anhelo o, si se quiere, un recuerdo de viejos tiempos, que una realidad actual. Hay países, como Canadá (donde estoy), en los cuales ser periodista es motivo de orgullo y donde aún tenemos una posibilidad real de denunciar, de poner los ojos de la sociedad en la calle, en esas calle donde duermen los homeless, se inyectan los adictos y se pasean los inmigrantes, con halo de esperanza iluminándoles el rostro.
En Chile, querida Sara, no hacen falta periodistas como los que tú describes, sino que hace falta una revolución. Los medios están dominados por los mismos de siempre y, mientras eso no cambie, el estado del periodismo va a seguir igual. Lamento decirte desde mi generación pragmática que los sueños de tu generación idealista murieron. Allá me daba vergüenza decir que era periodista, acá me llena de orgullo. Y soy la misma persona, sólo que viviendo en otro mundo, como tú.

Anónimo dijo...

Sara:
Tolerancia mujer, relaja la vena, no apuntes tus dardos contra justamente esas personas que hacen revoluciones en su entorno, sin violencia y ni un grado de acidés. La invito a que desarrolle usted misma ese blog de sus sueños y que tanto le exije a otros.

Sole dijo...

Estimadas,

Primero, qué bien que éste sea un diálogo entre mujeres. ¿Qué nos dice eso sobre lo que está pasando en el mundo? ¿Sobre los medios y quiénes circulan y tienen poderes en ellos?

En fin, vivo en Chile y estoy cansada de sólo ver a hombres protagonistas, y ver que, a pesar que haya dos candidatas mujeres, el debate real sea entre los hombres: sus asesores, directores de campaña, periodistas que los entrevistan, etc.

Los programas de debate más relevantes en Chile, Tolerancia Cero y el Termómetro, son un festín de hombres opinando y constituyéndose como el sentido común de nuestra sociedad. Entonces, ¿qué lugares tenemos las mujeres en la esfera pública chilena?

Por eso es que celebro iniciativas como las de Paloma, iniciativas distintas a las tradicionales, rigurosas en el tiempo, democratizantes. No se le puede pedir a un ser humano no ser lo que es. Sí se le pueden mostrar respetuosamente sus puntos ciegos. Creo, Sara, que haces demasiados juicios ad feminam, poco autocríticos y además, poco consecuentes: ¿por qué no estás tú en Chile liderando el poder popular en los medios de comunicación?

En otras palabras, hay que comenzar por casa, y después veamos quién tira la primera piedra.

Sole

Christof Kehr dijo...

Amigas y amigos:
acá en este (pseudo-)conflito entre Sara y Paloma me parece que entra un conflito intercultural. Los yanquis más que nosotros los alemanes decimos las cosas muy directamente - a veces de manera que hieren. Las palabras sinceras de Sara prescinden de la alta diplomacia. Esto es una forma de decir su opinión tanto en los paises anglosajones como en los paises germánicos. Por esta forma de ser ustedes los latinos nos llaman muchas veces fríos, calculadores y no sé que más. (En España siempore nos dicen "cabeza cuadrada"). Bueno, no sé cuantos años lleva Sara en NY, pero podría ser que se haya adaptado un poco a esa forma "no-latina" de ser.
Una frase suya deja en claro la motivación detrás de su critica:
"No tenía nada que hacer". Sara mete la pata, su escrito está lleno de mucha arrogancia, ("creo que perteneces a aquella tipica mujer chilena que cree que Santiago comienza en Plaza Italia
"). Sara tiene un tono no sé como dirían en castellano, traducido del alemán al inglés sería algo como "unclewise" una forma de hablar que tendrìa un viejo tío que piensa haber visto el mundo, que sabe como son las cosas que no ve la necesidad de andar con rodeos ....
Pero dejando al lado las convenciones, ¿qué es lo que quiere decir ella? Al cuarto de hora de haberla leìdo se me queda que reclama más empeño de cambiar la sociedad, vuelvo a leer su critica y me doy cuenta de que en algunos puntos le daría la razón. Pero me doy cuento de lo amargada que es Sara (¿a cuántos homeless les invitas a casa y les das a comer Sara?
Si Paloma es una chica de clase media, porqué debería de dejar todo interés por sus y nuestros intereses culturales de clase media? Sara me recuerda los inmejorables "soixanthuytiard", los de 68 que siguen con los mismos enemigos de hace casi 40 años. Al mismo tiempo me duele en Alemania cuando "68-er" se convierte en insulto. Lo que hay detrás es la falta de querer pensar en términos de justicia social. La falta de querer cambiar el mundo. Pero ojo - no son todos así en esa generación.
No sé si la edad amarga, pero sé que los que tienen 60 años no tienen que ser docentes exclusivos. Pueden aprender a disfrutar más de la vida, a sentir alegría y transmitirla a los prójimos. Pero para algo sirve su "no tenía nada que hacer". Inició in diálogo y dejó en claro algo: A Chile le harían bien unos cambios. Ahora bien - si los consiguen con más militancia y amargura o con más dulzura lo tienen que decidir ustedes.

Espero que las dos lo consigan cada una de su manera
Un abrazo a las dos
Christof Kehr desde Salta/Argentina

Christof Kehr dijo...

Se me olvidó algo:
"vivo en una ciudad light con sus perros con mono y su amos que recogen los excrementos que arrojan sin asco ..." No entendiste Sara lo que es l ainteligencia social de los paises del primer mundo. No es todo globalización, explotación, contaminación. Tambien es desarrollo social (en Europa más que en E.E.U.U.) Vos te cagas y no te da asco lo que les daría asco al resto de los 6 mil millones de personas en el mundo. Es expresión de respeto recoger la mierda de mi perro. Y no tiene nada que ver con los homeless. Este sentimiento de responsabilidad individual por lo colectivo - con todo perdón - es algo que a mí me falta en las sociedades latinas. ¿Estamos?

Christof

desubicada dijo...

Y la Pilu, cómo la pasó? ... era el tema del post, no?

Patricio dijo...

Paloma:

Como muchos, por esas extrañas cosas que tiene el destino, llegué -sin querer - a tu blog. La verdad es que ya ni recuerdo como lo hize. Parece que fue buscando en la Red a otra persona u otro sitio, y al transitar por estas marañas de callejueleas virtuales de algún modo,una extraña energía me llevó a tí. La verdad es que a esta altura, ya da lo mismo como pasó. Lo importante, es que dí con un mundo nuevo, una tierra fértil y generosa, que habla de un alma y corazón que -en el mundo real- no he podiddo todavía conocer.

Paloma, gracias por devolverme la fe en las mujeres. Una de las cosas que más he extrañado en mi vida junto a ellas, ha sido precisamente la falta de belleza neuronal. Como un Quijote que todavia busca a su Dulcinea, me siento un cuarentón algo decepcionado del mundo femenino, precisamente por que en la búsqueda frenética con que la soltería nos incentiva, sólo daba por resultado que hasta el día de hoy no había podido compilar -en una sola mujer- dos conceptos básicos que a cualquier hombre (y me imagino que, al revés también sucede) asombran ye hipnotizan, y que son el primer paso para la encandilación frente a una mujer especial: belleza e inteligencia.

Paloma, en tu caso, he logrado reunir en tu cuerpo de frágil hembra, estos dos tesoros. La física, se entiende de perogrullo solamente al obervar tu fotografía. Eres ingenuamente hermosa. Un halo de sensual inocencia te cubre, pero no logra ocultar la pasión que estoy seguro fluye veloz por tus venas. Y eso me encanta. Pero ...¿sabes lo que más me hace temblar...? lo que me dice como macho que estoy frente a una MUJER DE VERDAD, es simplemente tu pluma, el trazo de tus ideas plasmadas en tus escritos. Así de simple.

Paloma, si volviera a ser niño, no te quepa duda que tendría la maravillosa atribución de gritarle al mundo, que ¡me encantas...! Ojalá que el hombre que esté junto a tí, sepa que otro macho de la especie, hoy vuelve a ser adolescente y a través de tu propio medio de comunicación, te confiesa que, si de mi dependiera, te prometo que estoy seguro y convencido de algo que nadie me podrá sacar de la cabeza:

"Paloma, debe ser muy fácil enamorarse de tí...!

Con tu ser y el reflejo de tu mágica alma, ayudas mucho para que ello ocurra.

¡SE FELIZ EN LA VIDA, Y AMA INCONMESURABLEMENTE A TU FAMILIA, A TUS AMIGOS, A LOS ANIMALES, A LOS NIÑOS, A TU PAREJA, Y A TI MISMA, POR SOBRE TODAS LAS COSAS"

Perdona la osadía, pero no puedo dejar de decirte que, sin conocerte, ya te extraño.

Patricio

Daniel Rogazzy Bozzo dijo...

Paloma
Sólo quiero decir, Guau. Creo que esta mujer Sara, se ha "tomado el tiempo" para decirte lo mucho que te admira, que como bien dices tu, se ve en los hechos, no necesariamente en las palabras, lo que pasaremos a entender si le tomamos el peso a la expresión "tomarse el tiempo".
Entendamos que se trata de una mujer ansiosa por la frustración que provoca el deseo de saber, sentir y conocer una realidad que ha perdido, y que ahora ve de lejos con nostalgia... al menos eso es lo que me transmite. Válidos todos los puntos de vista. Te felicito por este espacio y te cuento que ha sido un gusto compartir con tu padre breves momentos de nicotina.
Besos
Daniel Rogazzy Bozzo

Anónimo dijo...

Soy HUGO Faundez, deseo saber de SARA , ella fue compañera en un colegio de pudahuel. Mi Mail es: hugofauz@gmail.com