lunes, junio 27, 2005

Es verdad

Esteban no pudo creerlo cuando leyó la noticia en “El Mercurio”, pero yo se lo confirmé: frente al Mercado Central se instala un hombre a vender leche de burra ¡y anda con los animales!

- ¿Por qué no me contaste? – preguntó abriendo los ojos muy grandes.
- Porque no creí que te interesara. Veo tantas cosas extrañas, que no pensé que fuera algo fuera de lo común.

Y efectivamente los había visto varias veces, al hombre y sus dos burras, mientras camino desde el otro lado del Río Mapocho rumbo a casa. Sin ir más lejos, el otro día se pusieron junto a mí para cruzar en la luz verde y un par de mujeres se acercaron a comprar.

- ¿Cuánto les doy caseritas?- preguntó el “lechero” a sus clientas.
- Yo quiero un vasito corto para tomar acá no ma’ y a mi hermana dele medio litro pa’ llevar a la casa- respondió una de ellas.

El hombre, obediente, llenó un vaso y echó algunas medidas dentro de una bolsa transparente que anudó con cuidado.

Como mis conocimientos lácteos son bastante restringidos, hice una de esas preguntas estúpidas y retóricas (como cuando voy a un restaurant o a una pastelería y pregunto a al garzón o la dependienta si es rica tal o cual torta, sabiendo que siempre su respuesta va a ser afirmativa). Pues bien, pregunté a las clientas si era rica la leche de burra. Pero la respuesta vino del “lechero”.

- Muy rica caserita ¿nunca la ha probado? Es rica en vitaminas y minerales- me dijo insistiéndome en que probara “un dedito” en un pequeño vaso que tenía.

Aunque el hombre estuvo lejos de convencerme, seguía intentándolo cuando llegó una pareja de carabineros y le dijeron que se fuera, qué estaba prohibido vender leche con esas condiciones de higiene, sacada directamente de las ubres del animal, ahí en medio de la calle. “Pero si mis animales están sanitos, oficial”, reclamaba el hombre. “¿Y usted cómo lo sabe?”, increpaban los policías... “Ya, ya, ya, váyase no más, si no quiere que lo llevemos con burras y todo a la comisaría”.

El “lechero” dio media vuelta y comenzó a alejarse lentamente con sus animales. A esas alturas yo había perdido varios semáforos verde por estar parada mirando, como si fuese invisible.

Empece a cruzar la calle con las demás personas, mientras me reía de la situación, pero hasta que Esteban lo vio en el diario, nunca pensé que era algo fuera de lo común. Parece que algunas cosas que me suceden, no son del todo normales.

21 comentarios:

jirafa 1970 dijo...

yo vi eso hace mucho, y como vivo en la periferia dde santiago tampoco es tan extraño. es normal ver eso fuera de americo vespucio. ademas una vez lo vi con dos burras en plena alameda, pasado de la torre entel. si ocupando una pista, de lujo.
creo que la gente cree que algo es extraño porque nunca lo ve, aca en pte alto, san bernardo o la florida eso es comun y corriente. que cosas no?
saludos

alvaro dijo...

leche de burra??
me recuerda al chavo del 8

a todo esto le deje un post a piñera... no creo q pase por mi blog, pero le di mi opinion acerca de hacer navegable el mapocho.
salu2

maru dijo...

Para mí tampoco es muy extraño que el hombre ande vendiendo leche de burra en la calle, mal que mal hasta no hace mucho un hombre de similar descripción pasaba frente a mi casa (en Maipú) vendiendo el mismo producto, por lo que me acostumbré a verlo y aceptar que era tan "natural" como los hombres que venden mote en sus carritos. Además, mis papás dicen que esa "actividad" es bastante común en el sur y hasta me confirman que es cierto que la leche de burra tiene buenas propiedades... Me pregunto si causaría tanta sorpresa si dijeran que el hombre vende leche de vaca y no de burra.

:: ritalin :: dijo...

Guacalaaaa!!!!...
Cuando chico vivía en La Florida -cuando apenas era como el Huechuraba de ahora y era más campo que ciudad- y recuerdo haber visto a un tipo vendiendo leche de burra en la calle. La gente salía con sus vasos o jarros y el tipo se los rellenaba de esa cosa humeante y chorreante. Puaj.
Sí, es leche. Y seguro que es rica... pero tomarla así nomás??... Te compro el tifus.

Antonio Lubenzo dijo...

Cultura Culonaria o un vaso de leche de perra, por favor

Es raro lo de la leche de perra. Tan raro como las carnicerías equinas de Valparaíso, cuyos matarifes imagino estarán expectantes cada día de carreras en el Sporting de Viña por si algún jumento pasa a mejor vida. Pero creo que lo particular de lo que plantea esta señorita, está dado porque sea leche de burra, no porque sea extraño. La leche de burra, proveniente de un animal habitualmente bruto y mal aseado, es como tomar cualquier clase chicha en el '18 o beber pajarete (aquél trago que hacen los patibularios habitantes de las cárceles a base de barniz, frutas fermentadas, orina y heces).
A propósito, recuerdo que en mi infancia en un pueblo sureño con ciertas ínfulas de ciudad, había un conductor de micros rurales a quien le apodaban "El leche de perra". Cuando el tipo aceleraba por los campos era común escucharle gritar a los campesinos algo así como: "¡Wena wena, leche de perrrrrrra!" y el tipo respondía con bocinazos en un espectáculo que dejaba la estela de polvo y piedras que acostumbraba en una micro rojiazul y una serie de sonrisas trás su paso.
El asunto es que el señor "Leche de perra" se había alimentado desde pequeño con lácteos caninos, provenientes de una quiltrita muy fogosa que residía en casa de sus padres en el pubelito que lo vio crecer. No puedo imaginar al pequeño muchacho buscando los pezones de aquella madre, arrastrándose en cuatro patas. Como tampoco me es fácil imaginar al muchacho succionando con placer las excitadas tetillas de la perrita en cuestión.
Pero vamos al punto: ¿Si tomaría leche de perra o de burra? ¿Por qué no?... Claro que como quien bebe cola de mono o come ají de gallina o porotos con riendas o queso de cabeza o jalea de patas... Curiosidades de nuestra cultura culonaria.
Salud!!

jirafa 1970 dijo...

tratar al burro de animal bruto y mal aseado carece de sentido comun. la vaca no es muy distinta en ese sentido, cuando hablamos de animales productores artesanales y no a nivel industrial.
lo que mas me desanima de leer comentarios es cuando lo hacen en tono academico, como el de antonio lubenzo. mas aun cuando caen en error. pajarete no existe. se llama pajaro verde. lo cual me hace recordar un trago que se tomaba en el mundo intelectual europeo, a principios del siglo xx, era verde a base de genjibre, como se llamaba? bueno me gusta imaginar eso que se intenta homologar el mundo intelectual con el de la carcel, nada menos que con un licor, en ambos casos de pesimo sabor, propiedades fuertemente embriagantes y verde. saludos.

Jaime Vergara dijo...

Vivo en Talagante y la verdad es que hasta hace un par de años era una escena bastante común. Sin embargo , me imagino que por esas cosas de la modernidad, ahora ya no circula este Señor con su: "lesssshe burra !!!!".
La verdad nunca me llamó la atención probarla... ahora recuerdo que también hasta hace un par de años pasaba un Señor, en un carrito tirado por un caballo, vendiendo leche de vaca en unos lecheros gigantes. Cecilia, mi esposa, compraba y después de hervirla quedaba lista para el consumo... ni siquiera esa leche tomaba yo. Será por una cosa de escrúpulos, me imagino, pero solo tomo leche en caja... en fin.
Paloma, quisiera hacerte una consulta. Leyendo tu perfil me encontré con que leíste un libro titulado "La guerra del fin del mundo". ¿Qué libro es ese?, ¿tiene relación con la guerra de los mundo de H.G.Wells?, ¿De qué trata?. Te agradecería me cuentes.

gracias de antemano... nos leemos.

katinita dijo...

Holi Palomi,

Oye que me reí con la burra esa!!! muy gueno. Esto estaría top según yo pa www.misantiago.cl. Oye vi tu coment donde Piñera, leída saliste, BIEN!!! y MUy guena respuesta y me reí caltea. Gracias por la publicidad para pega. Besos.
Katina

Antonio Lubenzo dijo...

Gracias jirafita por tu precisión... He aprendido algo nuevo hoy: que las vacas y las jirafas también son sucias
Salud!

Leandro Bertini dijo...

hola Paloma, sabes me gusto la historia de la leche de burra, son tantas las lecturas que podemos sacar de alli... como lo asquiento que somos los citadinos frente a una costumbre milenaria y tradicional, como lo que hay que llegar hacer para lograr unos peso más, como a veces hay cosas que nos son rutinarias y no nos detenemos a mirar un poquito más alla...
Nunca te había escrito, pero te leo desde hace rato, tienes una exquisita narrativa, es maternal, es crítica, es dulce,es.... muy femenina...
Gracias

jirafa 1970 dijo...

antonio lubenzo inaugurando la temporada de humor escolar.
cuantos saben de misantiago?

chilepodcast. El Primer Podcast de Chile dijo...

Hopla Paloma: Espero que hayas escuchado el programa con tu entrevista... Sabes que estoy pensando hacer un programa especial con el resto de la conversación en la cual me explicas muy claramente todo lo relacionado con los blos. Creo que está myu didactico y puede servir a mucho auditores.
Un saludo y estaremos en contacto.
Estimados Felices:
Con la finalidad de dar a conocer entre los educadores de Chile, (Universitarios, Medios y Básicos), la nueva tecnología de distribución de audio a través de Internet conocida como “podcasting”, mucho agradeceré que publiquen en su sitio web y contactos, la dirección del Primer Podcast de Chile, donde estaré transmitiendo las alternativas de la pasantía de 23 profesores chilenos, que estaremos en la Nova Southeastern University- Facultad de Educación, del CREAD Miami Florida, el próximo mes de julio y agosto.

La dirección del sitio web es la siguiente:



http://chilepodcast.libsyn.com



Para los interesados en formar parte de un “Club de Oyentes” de chilepodcast y recibir un regalo de Miami, les sugiero las siguientes actividades:

1.- Visite la página web de chilepodcast.

2.- Haga un click en “Vote” (final e la página)

3.- Coloque un breve mensaje en la sección “comments”. No olviden de colocar su dirección e-mail para saber quién visitó el sitio, ya que esta es la única forma que yo sepa quién visitó y comentó en chilepodcast.libsyn.com

Al oyente chileno más activo en las actividades anteriores, le traeré una polera de Miami como regalo (Jejeje)



Atentamente,



Carlos Toledo Verdugo (Profesor Digital)

Profesor Liceo Juan Pablo II,

Nancagua – Sexta Región – Chile

chilepodcast@gmail.com

Roberto dijo...

Para los que somos un cachito urbanos, la leche está en las estanterías del Jumbo, tomar directo de la vaca, burra, perra o jirafa debe ser una experiencia casi religiosa.
Y como dice Ritalin, te encargo el tifus.
Igual me gustaría ver al personaje con su burra y preguntarle por sus cosas, donde duerme la burra, a qué hora se levanta, cómo se llama, qué come, no sé, sus gustos, sus sueños, esas cosas, cosas de burra.

Lindo post Paloma.

l'analfabeta dijo...

paloma, todo un lujo esa leche, aquí se toma leche de oveja, leche de cabra, pero seguro nada como esa leche fresca...¿qué nos dice que la leche que viene del super (como dicen algunos niños sobre el origen de la leche) es más higénica? nada, todo son etiquetas, les recuerdo, que pasan por mil manos antes de ser pegadas al frasco....diseñadores, bioquímicos, manipuladores, cada uno contamina un pococ, en información o en bactereas. ¿quién dice la verdad? yo le creo más al burro, a la vaca, a la oveja y hasta al perro.

p.d: como anécdota, en españa es muy popular un taco (garabato)... es cagarse en la leche...de quién sea el desgraciado que merece tal insulto. y no se refiere precisamente a la leche de la que hablamos.
:)muac!

Srta. Lee dijo...

Jajajaj...quedé igual de plop que condorito, qué manera de reír... me acordé de las aguas de tamarindo del Chavo :P
Abrazos! :)

Ceci dijo...

Mi papi, un viejito exquisito, siempre me contaba de cuando él era chico y Santiago era una ciudad donde se vivía a diario el concepto de barrio: con niños jugando al medio de la calle, casas con las puertas abiertas por la cual entraban y salían vecinos, amigos, familiares, perros callejeros y demases (excepto delincuentes). Una de las cosas que nunca le creí mucho fue su cuento del tipo que vendía leche de burra casa por casa. Según él, no eran dos burras, sino un macho y una hembra. ¿Por qué el burro macho? Dice la leyenda popular que la burra no da leche si su “partner” no está cerquita de ella. ¿Será verdad?
La próxima vez que veas al tipo que se instala a vender leche de burra te fijas y luego me cuentas, ya?

Roberto dijo...

Muy atinado el consejo "burril":
"la burra da mejor leche si su “partner” está cerca"

Ese ES un ejemplo.

Michi dijo...

Ando viendo a las amigas de él.

Lindo blog Palomita.

brenda dijo...

Paloma,hace poco compre una crema para la cara a base de leche de burra,la verdad no me parecia para nada de mi agrado pero tanto insistir mis amigas,la compre con tal asombro mio que realmente fue distinta a las demas usada y yo incredula empece a buscar en internet y me di cuenta que por algo la historia es sabia!!de sucias creo que no tienen nada las burritas o casi nada en todo caso les agradezco por mi nuevo cutis!!
saludos!!!

gonzalo dijo...

No se si esto vaya a ser leído, pero debo hacer una aclaración respecto del pajarete nombrado por Antonio Lubenzo y por Said.

El Pajarete existe y es un "vino dulce, de un grado alcohólico moderado pero engañador, viscoso, de un color canela pálido, semi espumante, aromático y sabroso" que se produce en el Valle de Huasco en la IV Región.

Su producción es limitada y quienes lo producen son igualmente muy pocos.

Si vas al norte y detente en Vallenar y compra Pajerete, no te arrepentirás.

maria de la fuente dijo...

hola amigos muy buenas las historias acerca de la leche de burra tanto como un producto que la madre naturaleza nos brinda.
yo he usado la crema de leche de burra es un producto muy bueno ademas es el unico producto que contiene retinol natural ya que El Retinol acelera el proceso de producción del colágeno que es el elemento que el organismo crea para mantener la firmeza y elasticidad de la piel que como se sabe se va perdiendo a través de los años.
aqui le paso el dato donde lo adquiri.
www.ventasnaturales.cl
los recomiendo usar esta cremita lea las bondades de la misma.